viernes, noviembre 22, 2013

MIKAEL AKERFELDT CRITICA ABIERTAMENTE EL INMOVILISMO DEL SEGUIDOR DEL METAL



Mikael se ha revelado como un incómodo contertulio cuando hace referencia a distintos conceptos que atañen al metal, con declaraciones sobre Metallica, por ejemplo, o el inmovilismo del seguidor que prefiere estancarse en un modelo antes que evolucionar, cosa por la que en su propia decisión de ir adelante ha tenido que soportar hasta amenazas de sus seguidores. El guitarrista de Opeth afirma que el seguidor del estilo metálico no es un sujeto abierto de mente: “En el metal, la evolución no parece ser nada importante. Creo que los seguidores del metal simplemente lo que quieren es que le sirvan la sopa boba. No les interesa conseguir nada más allá de lo establecido. Durante un tiempo pensé que el metal era algo abierto de mente pero me equivoqué. Quizá sea diferente en un país u otro.”
A este bombazo, que seguro no hará que el artista gane adeptos, le siguió un argumento más elaborado y coherente: “No me malinterpretes, me encanta el metal, pero también soy una persona abierta de miras. Me llaman la atención algunos grupos que hacen el mismo disco una y otra vez y no entiendo cómo no se aburren. Para nosotros, y por ejemplo Anathema, sería imposible quedarnos estancados.”
La referencia a Anathema vino dada porque Daniel Cavanagh, del grupo citado, estaba con él en la entrevista con la revista especializada Metal Hammer. Akerfeldt continuó con su alegato añadiendo que: “Todos los grupos que me han gustado han evolucionado, han dado un paso adelante. Todos los compositores con talento, me importa poco si son de Black Sabbath o Pink Floyd, han evolucionado. Quizá no sea el caso de AC/DC porque son perfectos tal y como son. Grupos como Porcupine Tree han continuado la tradición. Es un signo de inteligencia en la música y de creatividad genuina.”