martes, septiembre 30, 2014

NUEVO ÁLBUM DE PINK FLOYD



A estas alturas, la mayoría de todos vosotros conocéis que el nuevo álbum de Pink Floyd, que llevará el título de The Endless River, se publicará en múltiples formatos el próximo 10 de noviembre de este mismo año.
Pero, ¿qué es lo que se van a encontrar los seguidores  del grupo en este nuevo trabajo? En primer lugar hay que decir que se trata, sobretodo, de un álbum instrumental lleno de ambientes, en el que tan sólo se va a incluir un tema cantado, “Louder than words”, con letras de la esposa de David Gilmour, Polly Samson.
Uno de los temas que se incluyen en la nueva producción floydiana se ha podido escuchar en la red durante tiempo, puesto que provenía de las demos de las sesiones de grabación de su último disco oficial de hace ya veinte años, The Division Bell, aunque en calidad muy baja. Concretamente se incluía en el bootleg Secret Raritires, que se distribuyó durante todo este último año de 2014. Secret Raritires era un disco de temas publicados con anterioridad, alguno en formato demo, remasterizados para la ocasión, pero la gran sorpresa la constituían cinco temas que eran completamente inéditos. De ellos se resaltaban los últimos cuatro que conformaban un conjunto instrumental de once minutos, y que provenían, al parecer, de las primeras tomas de las sesiones para el citado The Division Bell.
Al margen de estas anécdotas, provocadas comercialmente o no, lo cierto es que The Endless River comenzó a tomar forma a partir de las sesiones de grabación de The Division Bell en 1993. En 2013, David Gilmour y Nick Mason revisan la música de aquellas sesiones y deciden que aquellas pistas deberían estar disponibles como parte del repertorio de Pink Floyd.
Al respecto, David Gilmour declaró lo siguiente: “The Endless River tiene su punto de partida la música proveniente de las sesiones de 1993 para The Division Bell. Hemos escuchado más de veinte horas de nosotros tres tocando juntos y hemos seleccionado la música que queríamos que se incluyera en nuestro nuevo álbum. Durante el pasado año hemos añadido nuevas partes, hemos regrabado otras existentes y gracias a la tecnología de estudio hemos conseguido un álbum de Pink Floyd para el siglo XXI. Desaparecido Rick, y con él también, esta oportunidad de volver a hacer de nuevo un álbum, nos ha generado un sentimiento reconfortante, tras revisar todo el material y regrabar temas para convertirlos en parte de nuestro repertorio.”
El grupo ha pasado el último año grabando y actualizando la música, utilizando las ventajas de la moderna tecnología de estudio para crear The Endless River, un tributo a Rick Wright, cuyos teclados son el alma del sonido Pink Floyd. El álbum ha sido producido por David Gilmour, Phil Manzanaera, Youth y Andy Jackson.
El álbum consta de cuatro “caras” que se contienen en un CD o en un vinilo doble:
SIDE 1
Things Left Unsaid, It’s What We Do, Ebb and Flow
SIDE 2
Sum, Skins, Unsung, Anisina
SIDE 3
The Lost Art of Conversation, On Noodle Street, Night Light, Allons-y (1), Autumn ’68, Allons-y (2), Talkin’ Hawkin’
SIDE 4
Calling, Eyes to Pearls, Surfacing, Louder Than Words.

Formatos:
  1. Standard CD: empaquetado en forma de libro con libreto de 16 páginas con fotos y créditos, así como fotografías inéditas de las sesiones de 1993. Diseño artístico de Aubrey Powell e Hipgnosis.
  2. Vinilo doble de 180 gramos. Masterizado por Doug Sax en los Mastering Lab de Ojai, California. Incluye bolsas a color, libreto con créditos y fotos y tarjeta de descarga electrónica del álbum.
  3. Caja de lujo para DVD o Blu-Ray. Incluye libreto de 24 páginas, 3 postales, una de ellas en 3D, así como material audiovisual extra (39 minutos), no incluido en el álbum: 6 pistas de video y 3 en audio.