jueves, noviembre 20, 2014

MIKE PORTNOY DESAFÍA A LOS SEGUIDORES DE PINK FLOYD



El batería afirma abiertamente que los verdaderos Pink Floyd eran aquellos de los tiempos en que David Gilmour y Roger Waters trabajaban juntos y, además, afirma que el nuevo álbum de Pink Floyd después de 20 años de silencio es “una falta de respeto”.
El ex Dream Theater es un reconocido fanático de Pink Floyd y en su página de Facebook ya anunció en octubre, y se quejó también, de que los Floyd publicaban su nuevo trabajo: “¿Qué es esto de un nuevo álbum de Pink Floyd? Que yo sepa, Waters ya no está en la banda y Wright y Barrett están muertos. Si esto son las sobras de las sesiones de The Divison Bell, que hagan una edición especial del disco y las metan. Es una falta de respeto hacia Roger y todo lo que construyó durante aquellos años. Hazte un álbum en solitario, Dave. En mi opinión, el apogeo de Pink Floyd fue el periodo comprendido entre Atom Heart Mother y The Wall, y estaba dirigido, principalmente, por Roger, conceptualmente, musicalmente, todo.
Si así lo queréis nos veremos las caras, fans de Gilmour, en un cruce de caminos y por lo menos decidme que sí, que los verdaderos Pink Floyd eran cuando Waters y Gilmour trabajaban mano a mano.”
Una opinión totalmente respetable, que muchos secundarán y otros tantos no. Tan respetable como la que en su día plasmó Mikael Akerfeldt, de Opeth, en el polo totalmente opuesto, cuando dijo: “Creo que la gente debería estar contenta de que Pink Floyd vayan a sacar un nuevo álbum. Y se puede debatir, pero deberían callarse y disfrutarlo. Les guste o no, es David Gilmour quien ha dirigido el destino de Pink Floyd desde mitad los ochenta y si la música cuenta con Rick Wright, que ya murió, ¿por qué no vas a poder escucharlo? Y Nick Mason tocará la batería, por lo que sé, y Roger Waters no se enfadará por eso. Yo, particularmente, lo espero con muchísimas ganas.”