jueves, octubre 01, 2015

POIRE: ATLANTIS



POIRE: ATLANTIS (2015, AUTOPRODUCIDO)

Temas:
  1. Nautilus 4:51
  2. Fu Manchú 4:50
  3. Neptune 4:56
  4. Cold water 7:58
  5. Love on fire 4:12
  6. R.E.B. (Richard Evelyn Byrd) 7:09
  7. Valhalla 12:39
  8. Wake up 3:10
Formación:
Pere Miralles: guitarra, teclados y voz
Àlex Miralles: bajo y teclados
Aleix Burgués: batería

10/10

De entre todos los debuts de este año y de entre la mayor parte de discos editados en 2015, también, me quedo, sin duda, con Poire, una nueva agrupación de Barcelona que inicia su singladura como grupo con esta maravilla titulada Atlantis, que no es sino un álbum conceptual desgranado en ocho temas, abordando el tema de la desnaturalización del mundo global actual, y abordado con un rock progresivo elaborado, melódico y dinámico, con enormes pasajes instrumentales y una voz lánguida y delicada, dando como resultado un conjunto, repito, progresivo con grandísimos matices mediterráneos, avalados por una música luminosa y optimista que enaltece, y de qué manera, el resultado final. Pura delicia.
Pere Miralles no es nuevo en esto del rock progresivo y ya cuenta con alguna excelente y particular producción, siempre independiente, formato elegido para la publicación de este Atlantis que nos ocupa, hecha con el corazón y que ahora se ve refrendada en un larga duración en formato de trío. Pere Miralles, el Steven Wilson español, me atrevo a decir, y Àlex y Aleix publican un enorme artefacto de rock progresivo de tendencias mediterráneas que lo acercan a posturas compartidas, por hacernos una idea aproximada, por grupos italianos, muy conceptuales, como fueron, o son, FancyFluid, Leviathan o Eris Pluvia, pero también muestra acercamientos clásicos a la música de Génesis o Pink Floyd, en el terreno clásico, y también hacia inteligentes exposiciones de grupos de la escena muy próxima, y estoy pensando en este momento en Porcupine Tree.
Como podemos adivinar, pues, tras esta introducción, el sonido de esta obra maestra el rock progresivo patrio desde ya, oscila por terrenos delicados, pero también contundentes, con inteligentes arreglos y complejas estructuras, eso sí, muy fluidas, que dejan entrever un enorme trabajo de composición y que permiten, a su vez, disfrutar, de una ejecución profesional adorable y cuidada hasta el extremo.
El disco se abre de modo melódico y va creciendo conforme avanza la escucha, llegándose a paladear, constantemente, ejercicios brutales de música progresiva que van a suponer la entrada del grupo en este mundo del art rock en su máxima expresión. Y además, se adivina, que tras este inicio las ganas de continuar se van a acentuar, porque estos tres músicos son verdaderos constructores de templos musicales, lo que va a suponer, seguro, una continuación plagada de buenos sabores de boca y una continuidad que los situará en los puestos avanzados del rock progresivo no solo nacional, sino internacional.
Profesionales, dedicados y delicados, emocionantes, fluidos, contundentes, cercanos… así son Poire, la nueva agrupación que está llamando a nuestras puertas para entregarnos lo que ellos más aman por encima de todo: Música Progresiva. Ni más ni menos.
No podemos pasar de largo, la oportunidad es única. Forma parte de Poire.