martes, agosto 11, 2015

LA HISTORIA DE AMAROK: PARTE V (Y FINAL)



CAPÍTULO V: LOS AÑOS FINALES

10. EL BAJA PROG 2006.

Sin dudarlo mucho tomamos la decisión de continuar sin guitarrista. Eso simplificaba muchas cosas, pero nos obligaba a  realizar una importante faena de readaptar los temas, lo que se tradujo especialmente en un aumento de los pasajes melódicos para Manel y Mireia. Pero después de unos cuantos ensayos quedamos bastante satisfechos con el resultado. El sexteto molaba.
BajaProg 2006
Y tercer cruce del charco. Esta vez íbamos mucho más seguros de nosotros mismos, y con unas cuantas sorpresas para deleitar a “nuestro” público de Mexicali. Y aparte de Luis, también vendría con nosotros nuestra manager para Cataluña en ese entonces, Merce Prats, una buena y creativa fotógrafa, y a quién se le ocurrió la excelente idea de que diéramos algunas charlas de música mediterránea, dado que ya en casa estábamos cada vez más interesados en ello.
Y llegamos a Mexicali (y al Bamoa), con un par de charlas contratadas, un concierto Post-Baja en el Centro Cultural de Mexicali y muy buenas expectativas. Esta vez nos tocó actuar el jueves, cosa que  tampoco estaba mal, pues nos dejaba el resto del tiempo para disfrutar del festival y hacer nuestras charlas.  Nuestra actuación fue bastante redonda y potente. Aparte de las sempiternas  historias de arqueólogos, eso sí, cada vez más sofisticadas, Marta salio a hacer un baile con cintas en “La Danza de Samotracia” detalle que encantó a la gente.  El repertorio incluía ya un par de temas que formarían parte de nuestro nuevo disco, que estaba en pleno proceso de grabación (vaya novedad...). “The Last of the Lasts”, la historia de un ermitaño de Los Adirondacks, y “Wendigo”, el pago de mi deuda adolescente con los mitos de Chulthu. Esta vez ya no sorprendimos como tres años antes, pero sí cumplimos con creces lo que se esperaba de nosotros, a la vez que nos quitamos en cierta manera el agridulce sabor de boca que nos había quedado del concierto del 2003. 
Con Juanjo Salas
Y en Mexicali mismo, Juanjo nos propuso hacer un recopilatorio que incluyera temas de los cuatro primeros discos. Dicho y hecho. Retrospectiva lo llamamos, y me permití incluir un buen número de bonus tracks.  Y la verdad es que  se vendió razonablemente bien,  y hubo que reeditarlo.
Como siempre, nos tomamos unos días para conocer nuevos lugares de la apasionante Baja California: el cañón de Guadalupe y sus aguas termales, el desierto de los Saguaros, y, un poquito más lejos: el Gran Cañón del Colorado, casi nada... Luego unos días en San Diego disfrutando con los dos hermanos de Poncho, Alfredo y René,  y nuestro buen amigo Michael Gardiner.

12. SOL DE MEDIANOCHE

Cartel La Rulot
Ya convertida en madre, Marta volvió al grupo para afrontar los compromisos del verano, que incluían algunos festivales “normales” en los podríamos constatar la aceptación del grupo en el entorno de los festivales de verano.  El resultado fue regulín, quedó claro que no podíamos competir con los grupos de rumba-fusión y similares que campaban por toda la península. Y ya se nos había agotado el repertorio de festivales progresivos en España. En noviembre de 2006 dimos nuestra actuación más larga y completa en la sala barcelonesa La Rulot, organizada por  el colectivo Cosesnostres. Más de dos horas duró ese viaje,  que incluyó el estreno de temas del nuevo disco, especialmente nuestra versión “The Abaddon’s Bolero” de ELP, y el uso de aún más  instrumentos, como el santur y el hang.
Pero poco después llegó la primera señal de que la familia Amarok comenzaba a desmoronarse: Luis decidió marchar. Así, el que había sido  ancla, timón y vela de la nave nos dejaba, y todos nos sentimos un poco desamparados. Habría que ver si sería posible seguir así.
Y en medio de estos acontecimientos  avanzaba a paso de gigantes la grabación del nuevo disco, que se llamaría “Sol de medianoche, sombra de mediodía”, nombre inspirado en una visión que tuve de una persona metida en una celda en Siberia, donde incluso en los días con 24 de sol nunca vería la luz.  Al final se quedó en Sol de Medianoche, nombre que también inspiraría el   tema central del disco, que narraba la historia de un poeta preso en los confines del mundo.  Seguíamos una línea estilística similar, y un par de largos temas étnicos con muchas y variopintas parte y la versión de ELP serían las  mayores novedades. Sin embargo, algunos pasajes del disco se nos atragantaron un poco en las sesiones de grabación, y hubo que engordar (aún más!) la producción, cosa que luego se tradujo en la dificultad para llevarlas al directo. El mismo Sol de Medianoche nunca lo llegamos a interpretar. La carátula era un desplegable enorme con dos excelentes cuadros de temática glaciar de Mikel Olazabal, y más que nunca la legión de colaboraciones era de primera fila. Andrés Olaegui y Pablo Tato en las guitarras eléctricas, Pepe Andreu (del impresionante grupo “el Bicho”)  en la trompeta, Víctor Estrada en las guitarras españolas y el theremin, Branislav Grbic (Bane, para simplificar) al violín, Moi Pérez a los cantos armónicos, las chicas de Todorka en los coros y Luis como siempre al vibraslap.
Marta y Mireia
Esta vez, y eso no me resultó fácil, dejamos nuestro querido Luna Negra para irnos con un sello americano, Progrock Records, que pensábamos sería la plataforma perfecta para dar el siguiente salto.  Esto tenía que funcionar. Eso sí, ya no hubo edición española, parecía que nuestros nexos con casa comenzaban a difuminarse.....

11. EL FESTIVALTERNATIVO 2007

Sol de Medianoche salió justo para que Manel y yo lo llevaramos al festival de Tiana de 2007. Llegamos un poco tarde, y como nuestra presencia pasó un tanto inadvertida  nos quedamos un tanto desconcertados.  Y durante los meses siguientes los reportes de ventas del disco, sin ser malos, tampoco eran lo que habíamos esperado.
Querétaro 2007
En esa tesitura nos preparábamos para ir al Festivalternativo de Querétaro en Junio, un estupendo invento de los entonces socios de Luna Negra, Juanjo y Paco Lucas. Y antes una pequeña gira primaveral por Extremadura y Madrid de la mano de nuestra nueva manager, Marta Ami, de la productora catalana Madma. Todo en su punto.  Parecía que podíamos sobrevivir sin Luis.
El repertorio sería una versión recortada del set de la Rulot, con una cierta prioridad para los temas del Sol de Medianoche, que llevábamos allá para presentarlo. Y en Querétaro conocí a uno de mis héroes musicales mexicanos, José Luis Fernández Ledesma, que me había deslumbrado con sus discos en solitario, y ahora llevaba a Querétaro su impresionante banda Saena, siempre en compañía de su pareja, la  encantadora cantante y teclista Margarita Botello. También nos volvimos a reencontrar con los Cabezas de Cera, lo cual siempre era un gran placer.
Lo pasamos muy bien tocando en la antigua estación del tren, con un buen número de incondicionales al pie del cañón. Luego tuvimos un hermosísimo concierto en las fiestas de San Juan del Río, el pueblo natal de Juanjo. Todo de primera, incluyendo la creación de una nueva raza de indios prehispánicos, los “Amarotekas” con los que presenté esta vez La Ultima Expedición. Y a todo esto habría que añadir los pantagruélicos desayunos a la mexicana en el hotel Amberes, donde nos hospedábamos.
Y luego camino de la Sierra Madre y las costas del Pacífico, ese furioso mar de nombre equivocado. Todo genial entre restos de aviones caídos en plena playa, tortugas,  caimanes y todo género de aves acuáticas.

12. FESTIVALTERNATIVO 2008

Justo de regreso teníamos una actuación en un ciclo de músicas del mundo en Tarragona. Curiosamente la recuerdo como una de nuestras mejores interpretaciones, y la muy buena respuesta del público nos pareció una gran señal de cara al futuro. Luego del concierto,   camino de casa, Marta me propuso que montáramos un espectáculo de músicas mediterráneas para escuelas. Para escuelas???  Guao, que idea tan curiosa, habría que pensársela...  Pero a los pocos días me di cuenta de que era una excelente propuesta, y nos pusimos a trabajar febrilmente en ella. Había nacido Cous Cous de Cançons (Cous Cous de Canciones), nuestro proyecto de espectáculos musicales para público infantil y familiar.
Entretanto y como siempre, temas nuevos iban surgiendo, pero ahora nos costaba muchísimo darles forma, y la mayoría quedaban aparcados después de unas cuantas pruebas. Y los que funcionaban en el estudio estaban a años luz de las posibilidades tímbricas del grupo. Y para colmo calma chicha, ni una actuación en el horizonte, ni nada especial con el disco.  Tampoco  teníamos muchas entrevistas o reseñas. Lamentablemente, las valerosas y estupendas revistas del progresivo que tanto nos habían ayudado y promocionado años atrás iban desapareciendo una tras otra: Mellotron, Lunar Waves... Y el imparable dominio de Internet todavía no había establecido un nuevo orden en la difusión de la música. Tiempos de cambio. Por suerte, nos volvieron a invitar a Querétaro para el verano de 2008.
Pero reinaba una calma tensa. Por un lado habíamos quedado reventados con el tema de la lejanía de Renato, y en una decisión tan pragmática como dolorosa decidimos prescindir de él.  No tiene precio lo que Renato hizo por el grupo, la cantidad de viajes que se pegó desde Madrid a las horas más intempestivas, y el buen humor y gran talante que siempre demostró, aparte de sus valiosísimas aportaciones como músico experimentado que era. Y la presencia en los viajes de su entonces mujer Imma y su hijita Lucy siempre nos aportó un extra de buena energía y ambiente familiar.
También la relación entre Manel y Mireia se deterioraba rápidamente, y eso se notaba, ya que siempre habían sido el pilar sobre el cual descansábamos, especialmente para los ensayos. Y para colmo, Alán estaba pensando en dejar el grupo. Nada parecía apuntar en una buena dirección.
Miki
En ese punto estábamos cuando apareció Miki Gelabert, un joven y simpático baterista que vino a probar con nosotros. Volver a tocar los viejos temas con una persona llena de ánimo y que además que vivía cerca fue un chute de energía y optimismo, que disipó, o al menos postergó,  las sombras que se cernían sobre el grupo.  Y así,  nos dedicamos con ahínco a preparar el concierto de Querétaro.
La verdad es que preparamos un repertorio de lo más surrealista, al menos visto en retrospectiva. Algunos temas de siempre, unos pocos nuevos (por primera y única vez la suite “Hermits” completa), una versión recortadísima de Quentadharkën, una cancón tradicional albanesa que tocábamos en nuestro espectáculo para niños, y hasta un tema medio improvisado basado en un mantra.  También probamos de montar algunos de los temas recién compuestos, pero sólo uno, Imdhalaia, que narraba la historia de una sabia curandera, funcionó para ser tocado.
Y como durante todo ese año no habíamos actuado ni una vez, decidimos organizar un concierto-fiesta para tocar delante de un público antes de marchar. Para ello, el Dalmau se vistió de gala por última vez. Y sí que fue una buena fiesta, por momentos casi se sintieron los ecos del pasado.  Pero  nunca hubiéramos imaginado que sería nuestra última actuación en España....
Con el hang
Esta vez me llevé el kanun a cambio de la guitarra de 12 cuerdas, pues todos los temas que tocaba con ésta los logré adaptar para el socorrido saz. Y para tal efecto, junto con  Manel decidimos construir un par de enormes y pesadas flightcases para llevar los instrumentos. Un verdadero horror, pues las empezamos a hacer el día justo antes de marchar, y no las acabamos hasta altas horas de la noche.  Dantesco. Y sólo las usamos esa vez!
Y de nuevo en nuestro amado México. En el festival nos reencontramos con Poncho y su incombustible banda Cast, esta vez en su enésima reencarnación, con su propio hijo y su originalísima mujer Lupita a las voces. Todo un espectáculo. Por supuesto,  tratamos de convencerle de que volviera a llevarnos a Mexicali. No lo logramos, pero tampoco sospechábamos que las mismísimas horas del BajaProg estaban contadas.  Al final el concierto fue aceptable, y amenizamos la actuación con unos malabares de fuego que realizó Natalia, la pareja de Miki.
En los días siguientes dimos unas reconfortantes  charlas de música mediterránea en algunos pueblos de los alrededores. Todo redondo y entrañable, el balance seguía resultando excelente.
Probando, probando...
Pero los días post-festival fueron  un tanto extraños. Alán y Mireia marcharon en seguida, y mientras Miki y Natalia estuvieron con nosotros, todo fue casi como en los viejos tiempos, incluso tuvimos largas charlas pensando en el futuro del grupo. Pero cuando se fueron y nos quedamos Manel, Marta y yo, parecía que sin Mireia nos faltaba algo.  Ayyy! que penitas se iban acumulando en nuestros corazones. Ella había sido en muchos aspectos la piedra angular del grupo, al  organizar callada y eficientemente la logística de  todos nuestros ensayos, que generalmente consistían en estancias de varios días para así optimizar mejor los viajes de Renato. Una labor fundamental. Y, sin ningún género de dudas,  se había dedicado en cuerpo y alma al grupo. Y ahora estaba tan lejos...

13. FINAL

Y un nefasto acontecimiento sucedió cuando volvimos Manel y yo. Estabamos, (cargados como mulas)  en  la estación de Sants procedentes del aeropuerto a eso de las 11 de la noches, y  justitos de tiempo para coger el último tren a Sabadell. En eso, se da cuenta horrorizado de que se había dejado en el tren los saxos de Mireia, sólo eso nos faltaba. Y salió como una exhalación a recuperarlos, dejándome a mí con todos los instrumentos y mochilas en medio de la desolada estación. Llevaba yo mi bolso colgante con todo el dinero que habíamos ganado, y que serviría para pagar los ingentes gastos del viaje, así como los documentos, cámara de fotos y todo lo realmente importante. Y mientras esperaba, lo separé por primera vez de mí  para ponerlo debajo del periódico que estaba leyendo, pero justo sobre mi regazo. Y en eso un personaje se acercó a preguntarme una cosa, para lo cual tuve que girar la cabeza a un lado, y esto pasó un par de veces.  Cuestión de segundos.... Al rato, cuanto quité el periódico, constaté con horror que mi bolsa había desaparecido. Me la habían arrebatado hábil y sutilmente, junto con una mochila de Manel dónde también por desgracia llevaba la flauta y todas sus pertenencias más importantes. Desolador. Y luego  llegó Manel contentísimo porque había recuperado los saxos. Pero cuando me vio la cara y le expliqué lo sucedido nos pusimos a llorar como magdalenas....  Todavía hoy se me ponen los pelos de punta al recordarlo.
En San Juan del Río
Pero a pesar de todo, parecía que  la maquinaria de Amarok no se iba a detener. La próxima acción consistiría en intentar convencer a Alán de que no dejara el grupo, y preparar nuevas estrategias de cara al futuro.  Nos reunimos pues a tal efecto, pero en algún momento de la conversación me dijo con toda tranquilidad ¿Y porqué quieres seguir tú? Y ostras, fue como un directo de Cassius Clay en medio de la mandíbula.... Noqueado, me dí cuenta de que ya no tenía sentido continuar nadando en contra de tantas  corrientes adversas. Había llegado el final.
Y nos reunimos todos para hablar sobre ello en una anodina terraza bajo la canícula veraniega. Los únicos que se mostraron favorables a continuar fueron Manel y Miki, el recién llegado.  Alán y Mireia ya habían dado anteriormente señales de abandonar, con lo cual su postura estaba clara desde del principio, y Marta y yo aceptamos con pesar pero alivio que ya no tenía sentido continuar.
Y así acabaron los casi 19 años de vida de Amarok. Para mí, la sensación final fue la de una intensa liberación. Creo que Robert Fripp dijo en una ocasión que prefería matar al monstruo antes de que el monstruo lo devorara a él, cuando decidió acabar con King Crimson en 1974.  Y en ese momento lo entendí.

(Versión en inglés/English version) 


CHAPTER V: THE FINAL YEARS



10. BAJAPROG 2006



We finally decided to go on without a guitar player what it seemed it was going to be a simple thing, but in fact we had to rearrange all our songs and the melodic sense of the themes was increased for Manel and Mireia. But after a couple of rehearsals we were very pleased with the final result. To be a sextet was a great thing.

BajaProg 2006
And we crossed the Ocean for our third time. We were very confident and we arrived with a lot of surprises for our Mexicali audience. Apart from Luis, our Catalonian manager, Merce Prats, an inspired photographer, came with us and recommended to speak about Mediterranean music as we were more and more interested each day.

And then we came to Mexicali (and to the Bamoa) to give a couple of talks, a concert in the Centro Cultural from Mexicali and great high hopes. We played on Thursday leaving the rest of the week to enjoy the festival and give our speeches. Our performance was strong and OK. Marta danced in “La danza de Samotracia” and people enjoyed it. Our repertoire also had a couple of new songs from the next album (we were recording it yet). This new themes were “The last of the lasts”, a song about a hermit from Adirondacks tribe, and “Wendigo”, a song inspired by Lovecraft’s books which I love reading in my childhood days. It was much better than our 2003 performance and we gave our best to a great audience that loved us.

Juanjo, in Mexicali, proposed to release a compilation CD from our four first releases. Said and done. We called it Retrospectiva (Retrospective), and I included a lot of bonus tracks. It was a good release and we had to re-release it in a short time.

As we always did, we spent some days visiting new places from Baja California State: the Guadalupe Canyon and its thermal waters, and a little far away we knew the Grand Canyon y Colorado… Then we spent a pair of days in San Diego with Poncho brothers, Alfredo and René, and our good friend Michael Gardiner.



11. SOL DE MEDIANOCHE



Marta, a new mother, came back to the band in order to play our last summer gigs, including those ‘normal’ summer festivals we played in. It wasn’t as expected because we couldn’t beat all that rumba fusion acts from the peninsula. And there were no other prog festivals in Spain. In November 2006 we gave our longest performance in the Barcelona venue La Rulot. It was organized by the Cosesnostres collective. We played for two hours, including new songs and a cover of ELP’s “Abaddon’s bolero as well as our new instruments such as the santur and the hang.

But soon afterwards, I saw the first sign that showed Amarok’s disband. Luis decided to leave. He was a important part in Amarok ship and we felt a bit forsaken. We had to determine if we could go on.

BajaProg: didgeridoo
Between those events, we were immersed in the recording of Sol de Medianoche, Sombra de Mediodía, a name inspired in a personal vision I had when I visited a Siberian cell, a place with no light though the sun bighted outside it. We summarized the name of the new album and we decided to call it Sol de Medianoche (Midnight Sun), a title that also inspired one of the song that was about a imprisoned poet at the end of the world.

Our style was very similar to our previous recordings and the most remarkable themes where two long ethnic songs and a cover of ELP. We had to overdub the production and it was very difficult to play those songs live. We even couldn’t perform ‘Sol de medianoche’.

The artwork, designed by Mikel Olazabal, was a huge folder that included two glacial paintings. We also had a great number of collaborator musicians, such as Andrés Olaegui and Pablo Tato on electric guitars, Pepe Andreo, coming from the impressive band Elbicho, played the trumpet, Víctor Estrada played the Spanish guitars and theremin; Branislav Grbic (Bane) played the violin, Moi Perez the harmonic vocals, Todorka’s girls sung all chorus and Luis, as always, the vibraslap.

It wasn’t easy to leave our beloved Luna Negra since we started to work with the American Progrock Records label, the perfect platform for our future plans. We wanted it to work but there was no Spanish edition… it seemed we were losing our beginnings…



11. FESTIVALTERNATIVO 2007



Sol de Medianoche was released just in time to premiere it in Tiana 2007 festival. We were late and we went undetected… we were puzzled and perplexed. And we were not selling our newest album as we wanted.

We prepared to the Querétaro Festivalternatio on June. Festivalternativo was produced by the brainchild of Luna negra, Juanjo and Paco Lucas. Before the Querétaro festival we toured Extremadura and Madrid in Spain, thanks to our new manager, the Catalonian producer Marta Ami. It was perfect and we didn’t miss Luis.

Mireia
The repertoire consisted on a fewer version of La Rulot, presenting, among all, the newest Sol de Medianoche songs, that we were premiering. In Querétaro I first met one of my Mexican heroes, José Luis Fernández Ledesma, who I enjoyed very much in his solo recordings. He was playing with a great band, Saena, with his partner, the charming singer and keyboardist Margarita Botello. We coincided, once again, with Cabeza de Cera, a great pleasure for all of us.

We had a great time in that old train station, with a great audience too. We played a lovely concert in San Juan del Río, the hometown of Juanjo. We created the new Indian Prehispanic Race, the Amarotekas, whom I premiered la Última Expedición with. I still remember the big Mexican breakfast in the Amberes hotel.

Then we went to Sierra Madre and the Pacific coast, an ocean with a mistaken name. It was a great day between fallen planes and the beach, tortoises, caimans and water birds.



12. FESTIVALTERNATIVO 2008



When we came back he had a performance within a World Music event in Tarragona. I think it was one of our best performances ever. It gave forces for our future. After the concert, when we were coming back home, Marta told me to settle a Mediterranean music spectacle for schools. For schools??? Wow, what a curious idea… we had to think about it for a while… In a few days I realized how good the idea was and we started working hard on it. Cous Cous de Cançons was born. It was our parallel proyect for familiar and child audiences.

Between that, we were going writing new songs, but it seemed to be a hard work day after day. And those who fitted in studio were far from the band possibilities. It was a quiet time, a so quiet time.

We had neither interviews nor reviews and unfortunately the magazines that supported us, such as Mellotron, Lunar Waves, were slowly disappearing. Internet ruled everything and the paper seemed to have no relevance. Times of change, as they say. Luckily Querétaro called us to play in summer 2008.

La base rítmica
But there was an uneasy calm. On one hand we had to dispense with Renato since he was very far from where we lived. Renato was a very important person in the band and he spent half life with Amarok travelling at inconvenient time but he never lost his humour, as well as the great musician he was above all. His then wife Imma accompanied him in all travels with this daughter Lucy and this was an extra of familiar ambient and good energy.

On the other hand the relationship between Manel and Mireia was not a good thing and the band noticed this influences, especially in the rehearsals. To cap it, Alán was thinking about leaving Amarok. It all seemed a bad direction.

On that point, one day, Miki Gelabert, a young and friendly drummer, appeared. He soon learned all those old songs and he also lived near we lived. This was a good sign and we determined to prepare the Querétaro shows.

We planned a surrealistic repertoire, at least in perspective. Some songs were old, others news (for the first time we played the “Hermits” suite at its complete), a cut version of Quentadharkën, a traditional Albanese song from our children shows and one song improvised around a mantra. We tried to include some other themes but only one could be playec, “Imdhalaia”, a song about an old healer woman.

We decided to make a concert party in front of an audience before going out for the festival. We chose the Dalmau for the last time… It was a good show indeed, but we never thought it was going to be our last performance in Spain…

Jam calurosa
I carried with me my kanun instead my 12 guitar since I adapted all themes to my saz. And Manel and I decided to build the big flightcases to carry all instruments. It was a trouble because we started to build them just before taking our flight to Mexico. Nightmarish. And we only used them for that time.

Again in our beloved Mexico we met Poncho and his band, Cast, in another incarnation, with his son and his most original wife Lupita on voices. A true spectacle. We tried to convince him to carry us to Mexicali but we couldn’t. We even didn’t know BajaProg was about to disappear. The concert was not so bad and we did a balancing fire act by Natalia, Miki’s partner. Then we gave some Mediterranean speeches in the surrounding villages.

These were strange days as Alán and Mireia went immediately and when Miki and Natalia, who were with us some days, also went all seemed to go disappearing. There wer a lot of regrets in our hearts. Mireia was an important person in the band and she could organize all our rehearsals quietly. It was a fundamental job. But now she was very far…



13. THE END



And a catastrophic event took place when Manel and myself came back to Spain. We were in Sants train station for the last train to Sabadell and we had forgotten all Mireia’s saxos on the previous train. He went to recover them and left me alone with all instruments on the platform. He also left me with all money to pay the expenses resulting from travel. And while I was waiting a person came to me and in a few seconds my bag containing the money disappeared. A bag with Manel’s flute and his important belongings disappeared too. It was a devastating situation. Manel came back with Mireia’s saxes but when he saw my face and I told him about all that had happened to me we started to cry like two small kids. My hair still stands on end when I remember it.

Una publicidad muy especial
But in spite of this, Amarok machinery still seemed to be on its way. We tried to convince Alán not to leave the band and we wanted to talk about our future plans. We met one day and he quietly told me: ‘Why are you the only one who wants to go on?’ I was knocked out. I realized that it made no sense swimming against the tide. I realized our time was up.

All of us reunited that summer and Manel and Miki were the only ones who wanted to go on. Alán and Mireia were convinced of leaving the band and Marta and I decided it didn’t make any sense to continue without them.

Almost 19 years of Amarok’s life ended this way. For me, the final sensation was freedom, a great freedom. I think it was Robert Fripp who, one day, told he would rather kill the monster than the monster devours him, when he decided to end King Crimson in 1974. I understood it in that precise moment.