sábado, febrero 16, 2013

ALAN PARSONS HABLA SOBRE SU PRIMER ENCUENTRO IMPREVISTO CON STEVEN WILSON



Cuando Steven Wilson decidió dar a su nuevo proyecto el amplio y complejo sonido de sus álbumes de rock favoritos supo a quién iba a llamar: Alan Parsons. Mucho antes de que fundara su banda, Alan Parsons Project, Parsons era un ingeniero al que continuamente demandaban su labor y llegó a trabajar en el Abbey Road de los Beatles o el Dark Side of the Moon de Pink Floyd, entre muchos otros. Por eso, Wilson llamó directamente, incluso sin conocerlo, a Alan para que fuera él quien se encargara de trabajar en el sonido general de The Raven Who Refused to Sing (and Other Stories), de próximo lanzamiento el 25 de febrero de este año a través de Kscope.
Parsons dice que “no nos conocimos hasta el primer día de la grabación. Habíamos mantenido contacto a través de Skype hablando de muchas cosas. Pero, en realidad, nos conocimos el primer día de la grabación.”
Lo que quería Wilson, que estaba trabajando en su tercer proyecto en solitario al margen de Porcupine Tree, era muy sencillo: “Quería un sonido retro. En mi opinión estaba saturado de las técnicas de grabación modernas y de los sonidos modernos. Quería a alguien que tuviera experiencia en grabaciones de los setenta o los ochenta.”
Ni que decir que todo tiene un límite, puesto que no grabaron en cintas, tal y como Parsons hacía en los viejos tiempos: “Creo que fue lo único que no fue retro. Lo grabamos con ProTools. La mayor parte se grabó sobre las demos de Steven. La estructura básica de los temas ya venía de su parte. También había hecho la mayoría de las partes vocales. Así que tuvimos una gran ventaja a la hora de ensamblar la música con esas voces tan maravillosas. Fue un auténtico lujo.”
video

No hay comentarios :