domingo, julio 28, 2013

EL NUEVO PROGRESIVO DEL FUTURO. SPACE IN SPACE: FROM CLOUDS TO STARS



SPACE IN SPACE: FROM CLOUDS TO STARS

País: Croacia
GéneroArt Rock, rock sinfónico
Fecha de publicación:  18 de junio de 2013 

Temas
1. Desire To Die
2. Fade Away
3. Reap The World
4. Always
5. Running Out Of Dreams
6. We'll Be Gone
7. Breaking Through
8. Heartbeats 
9. Our End 
 
Formación: 

Nikola Džaja

Impresionante trabajo de Space In Space, un más que interesante proyecto musical dirigido por Nikola Džaja que desgrana una delicada obra maestra de rock sinfónico melódico, con aires ciertamente cósmicos, incluso industriales, desde un alma delicada y emotiva, en la que se van presentando una serie de composiciones llenas de belleza sublime y una pasión, repito, emocional que aúpan a este disco a ser una de las revelaciones de calidad de este año que transcurre.
Con un sentido ciertamente melódico de la música, Nikola nos regala una serie de temas llenos de detalles cuidados con una producción que está fuera de los parámetros normales, para ofrecernos una música de cuidada factura y mejor ejecución. Temas plenos de ambientes extraordinariamente creados sobre fondos de teclados y pianos, con acertadísimas incorporaciones, en alguno de ellos, de guitarras eléctricas, unas veces en exposiciones lánguidas y melancólicas y en otros momentos con una fuerza interpretativa de magistral resultado, y arropadas con esa voz suave, dinámica, enérgica y cálida del propio Nikola que nos lleva a sumergirnos en paisajes musicales enormes y absolutos.
El agrado que supone escuchar, una y otra vez, este maravilloso disco nos transporta a una dimensión musical excitante y novedosa, convirtiéndose en una experiencia para los sentidos. Elegancia sonora en cada una de las notas y en los finísimos desarrollos instrumentales de este disco que está inevitablemente condenado a ser una de las obras maestras que impulsarán a este músico, un genio de la comunicación musical por otra parte, a ser considerado como una de las referencias inevitables del rock sinfónico de calidad del siglo XXI.
Hazte una idea con el segundo trabajo de Chroma Key o el último oficial de Genesis, aderézalo con detalles propios de Jean Michel Jarre y comprenderás bien el origen de esta producción: consistencia, arte, sentido musical, calidad, gran inspiración y mucho, muchísimo, corazón. Sin duda una bellísima y grandísima obra de arte de nuestros tiempos. Sería un pecado capital perdérsela.