viernes, junio 21, 2013

EL NUEVO PROGRESIVO DEL FUTURO. KENNY MITCHELL: VOYAGER



KENNY MITCHELL: VOYAGER

País: Reino Unido
Género: rock sinfónico instrumental
Fecha de publicación: 11 de enero de 2013

Temas:
1.       Voyager Pt. 1
2.       Voyager Pt. 2
3.       Voyager Pt. 2 (excerpt: “Race against time”, demo with 7 string)

Formación:
Kenny Mitchell: todos instrumentos

Gran trabajo de este multiinstrumentista del noreste de Inglaterra, del que poco, desgraciadamente, se sabe y del que hay que estar muy pendiente porque este músico independiente desarrolla un rock sinfónico de factura instrumental de alta gama.
En un trabajo difícil de producción totalmente artesanal, Kenny despliega un gran arsenal de instrumentos clásicos, sintetizadores, bajos y guitarras, para dar buena cuenta de unos recorridos melódicos, en los que la guitarra se erige como instrumento esencial, para, con profundos e inteligentes colchones de teclados remitirnos a situaciones de rock progresiva de un más que interesante sabor a rock progresivo auténtico. En ningún caso faltan estupendos pasajes ambientales que van preparando e introduciendo secciones épicas de interesantes desarrollos con elegantes arreglos que caracterizan la música de este maestro británico del rock progresivo independiente y casero.
Su producción puede recordarnos a un Steven McCabe de Elegant Simplicity, pero la ejecución enseguida nos recuerda sonidos de los clásicos en una pura referencia a Pink Floyd, Camel o Eloy. Una amalgama musical de soberbia factura y no menos sentimiento, que hacen de la música de Mitchell una de las propuestas para el futuro de serias y honradas intenciones.
Gran dominio instrumental y poderosos lienzos sonoros son el común denominador de este gran artista con tres producciones en su haber (este es su segundo trabajo y el primero de este año) al que únicamente le podemos echar en cara el sonido artificial de una batería programada, pero que pronto subsanaría con la existencia de un baquetista humano.
Como ya he dicho, Mitchell, está sembrando en un campo que va a dar buenos frutos en producciones más profesionales del futuro. Esta temprana cosecha tiene una calidad inimaginable y que ya desearían poseer muchas luminarias consagradas. Para mí, uno de los trabajos más caracterizados por su honradez y por una pasión más allá de los límites que pronto dará bastante que hablar. Su entusiasmo y su sentimiento le avalan como uno de los músicos progresivos de este siglo. Todo mi apoyo a Kenny Mitchell.