martes, febrero 05, 2013

ENTREVISTA CON CHRIS SQUIRE



Esta es la transcripción completa de la entrevista mantenida por el bajista de Yes con la revista Rolling Stone ayer mismo.
Lo único sorprendente de la decisión de Yes de iniciar una gira representando álbumes completos de su discografía es que les ha costado mucho tiempo hacerlo. Todo el mundo, desde Bruce Springsteen a Cheap Trick, pasando por Peter Frampton, han visto crecer la venta de entradas gracias a que han revivido sus trabajos más conocidos y, puesto que Yes giran cada año, esto era lógico.
Pero los gigantes del rock progresivo siempre han pensado a lo grande, por lo que este año no van a salir de gira por un solo trabajo. Cada concierto contará con las representaciones completas de tres álbumes: The Yes Album, Close to the Edge y Going for the One.
Rolling Stone ha hablado con el bajista de Yes, Chris Squire, sobre la gira, si planea trabajar alguna vez con el cantante fundador Jon Anderson y cómo se siente al ser desairado por la organización del Rock and Roll Hall of Fame otro año más.

¿Qué te hizo querer salir de gira?
Durante los dos últimos años hemos estado promocionando nuestro último álbum, Fly from Here. Queríamos proseguir con nuestras giras programadas este año, pero sin un nuevo trabajo para promocionar buscamos un modo diferente de hacerlo. La idea de hacer una gira de álbumes clásicos ha estado en la recámara durante varios años. Parece que a los seguidores que asisten a nuestros conciertos les encanta la idea. Está vendiéndose muy bien y estamos contentos con esto.
Muchos grupos hacen un álbum por noche. Nunca he visto a ninguna banda hacer tres en un concierto.
Bien, si lo piensas, no es algo exagerado para nosotros. En aquellos días estos álbumes se publicaban en vinilo y la media era de unos cuarenta minutos de duración. Tres suponen un par de horas y eso no es tan largo en un concierto de Yes. La gente está acostumbrada a vernos un gran rato en el escenario.
¿Vais a tocarlos en el mismo orden que fueron publicados?
Probablemente no. El orden que tenemos en mente es tocar Close to the Edge como la pieza de apertura, seguir con Going for the One y terminar con The Yes Album.
¿Por qué escogisteis esos álbumes?
Durante los años Yes han publicado 20 álbumes en estudio. Pero queríamos centrarnos en álbumes clave dentro de la carrera de Yes. Estos tres discos tienen cada uno su sabor, pero se complementan a la perfección. Así que no fue demasiado complicado escoger estos tres y estar de acuerdo.
¿Considerasteis hacer Fragile?
Sí, Fragile salió a la luz. Por extraño que parezca no es fácil hacer algunos de los temas. Hay un puñado de piezas en solitario en ese álbum. La mía, “The fish”, supuso grabar un montón de bajos uno encima de otro. No es fácil hacerlo y ser fiel a la producción original. Tendríamos que utilizar cintas y no queremos hacer eso. Pero estoy seguro que acabaremos haciendo algo de Fragile como bis.
¿Hay algún tema de esos álbumes que no hayáis tocado antes?
Sólo uno, “A venture”, es una canción sencilla y bastante corta, por lo que no nos decidimos nunca a ensayarla y tocarla en ningún concierto. Supongo que la idea de tocar álbumes completos, uno tras otro, le gusta al público. Supongo que es el recuerdo de poder escuchar la música del modo que fue concebida. Vamos a intentar ser lo más fieles posibles a los arreglos originales, aunque estoy seguro de que algunos pasajes instrumentales se extenderán un poco.
The Yes Album es vuestro tercer Lp, pero muchos seguidores lo ven como la primera vez que realmente cristalizasteis como grupo.
Bueno, sí, es una de las razones por la que lo hemos incluido dentro de estos tres álbumes. Fue, realmente, la primera vez que Steve Howe era miembro del grupo. Habíamos publicado dos álbumes previos, uno titulado simplemente Yes y Time and a Word con un guitarrista distinto, Peter Banks. Así que Howe entró en The Yes Album y es cierto que es el primer álbum que tuvo un reconocimiento internacional. Para mucha gente es una especie de progreso dentro de Yes. Y luego, claro, Close to the Edge fue la primera vez que intentábamos hacer una pieza de veinte minutos que ocupaba toda una cara del vinilo. Así que supuso un hito para nosotros. Y Going for the One era el primer álbum que grabábamos fuera del Reino Unido. De hecho se grabó en Montreaux, Suiza. Asi que tiene su personalidad y, en cierto modo, otra vez, es un hecho importante en la carrera de Yes.
Muchos seguidores conciben Close to the Edge como la cima de vuestros orígenes. ¿Lo crees así?
Creo que en todo ese tiempo Yes estaba construyendo un éxito internacional y desde The Yes Album a Fragile y Close to the Edge, estábamos evolucionando y luego, pues bueno, nos salimos del tiesto e hicimos Tales from Topographic Oceans. Eso es lo que fue, hay que ser un seguidor muy sincero para apreciar ese álbum. No era para un advenedizo.
Pero seguimos tras Topographic Oceans e hicimos Going for the One. Por supuesto que también grabamos Relayer, que fue un disco muy importante para nosotros, antes que Going for the One. Es que los setenta fue un tiempo muy interesante para nosotros porque estábamos arraigando la marca del nombre, pero también variábamos el estilo de la música en cada disco que grabábamos. Fue un tiempo muy creativo.
¿Si la gira va bien tocareis otros discos en el futuro?
Tal vez como se vea hagamos otra triple representación diferente. Es probable, también que después de esta gira grabemos un nuevo álbum con nuestro nuevo cantante, Jon Davison. Sería el punto central de nuestra gira de 2014, pero existe la posibilidad de que hagamos otros álbumes.
Podríais hacer Relayer, Tormato
Si, ambos. Luego, por supuesto, están los Yes de los ochenta. Es algo en lo que no nos hemos centrado aún, en ver cómo fue la era de Trevor Rabin. Tenemos un montón de material del que elegir.
Rush han sido admitidos en el Salón de la Fama. ¿Tienes envidia de que se os hayan adelantado?
(Ríe) No, no me puede saber malo. Logísticamente, es mucho más difícil para quien sea del comité traer a Yes. Rush es bastante más sencillo. Siempre han sido los mismos tres. Se merecen estar ahí, sin duda. Pero es cierto que hay una cierta discriminación hacia los grupos de rock progresivo de principios de los setenta como Yes y King Crimson.
Sigo pensando en que Chicago no hayan sido admitidos. Para mí es raro. En nuestro caso, estamos por el decimoctavo miembro. Si fuéramos admitidos, sólo sería justo si fuese con todos los miembros, los de antes y los de ahora. Así que quizás esto sea un problema para los organizadores. No lo sé.
Pero, ¿estás molesto?
No, de ningún modo. Tengo muchos otros premios. (ríe)
Tuvisteis al hijo de Rick, Oliver Wakeman, tocando los teclados con vosotros hace un par de años. ¿Por qué se marchó?
Tiene que ver con el hecho de que le pedimos a Trevor Horn si quería regresar con nosotros. Empezamos a hablar sobre la canción “Fly from here”, un tema que compusimos en la época del Drama. Nos convenció de  que sería bueno tener al teclista de aquel álbum, Geoff Downes, con el grupo para esa música tan en concreto.
Oliver, es cierto, nunca tuvo un mal gesto con nosotros. Sólo fue que tuvimos que tomar una decisión y fue seguir con Geoff puesto que estaba involucrado en la composición original.
Estoy seguro que algunos seguidores de Yes evitarán ir a vuestros conciertos porque Jon Anderson ya no está en el grupo. ¿Qué les dirías a esos seguidores?
Siempre va a haber seguidores como estos, pero Jon Davison ha sido, en líneas generales, muy bien recibido por nuestros seguidores. Esta gira se está vendiendo muy bien, así que, obviamente, muchos seguidores siguen interesados en nosotros. Han aceptado a Jon Davison como un buen reemplazo de Jon.
¿Ves alguna posibilidad de poder tocar con Jon Anderson otra vez?
Siempre digo en las entrevistas que no he cerrado las puertas a trabajar con Jon nunca. Sería, probablemente, un concierto especial, una especie de compromiso puntual. De todos modos, por ahora, nuestro plan es hacer esta gira y grabar un nuevo álbum con Jon Davison hacia finales de año. Luego lo promocionaremos.
Así que hay una puerta abierta para si después de esto buscamos hacer algo con Jon, pero, por supuesto, dependerá de cómo él se sienta.”

1 comentario :

fran casanello dijo...

Sinceramente, de los cinco de yes (actuales o clásicos) Squire es el que mejor me cae. Ojalá se pasen por Argentina con esa gira, haría cualquier cosa por ir.
Por otro lado, ojalá que se reconcilien con Anderson. No he oído al nuevo cantante (que ni siquiera es el que está en el último disco, es otro (Guau, qué facilidad que tienen estos tipos para echar miembros es impresionante)), pero estoy seguro de que nada va a ser igual sin Jon.