martes, octubre 07, 2014

MÁS DATOS SOBRE EL NUEVO ÁLBUM DE PINK FLOYD



A nadie le pillará ya desprevenido el hecho de que el nuevo álbum de Pink Floyd, el decimoquinto de su discografía, The Endless River, sale publicado el próximo 10 de noviembre. El nuevo álbum, en el que David Gilmour y Nick Mason dan forma a unas sesiones inéditas con el desaparecido Rick Wright, será coproducido por Phil Manzanera, Youth y Andy Jackson.
Estos son varios datos, que según el medio Ultimate Classic Rock, necesitamos saber sobre lo que, probablemente, será la edición más sorprendente del año:
ENDLESS RIVER SURGIÓ DE GRABACIONES INÉDITAS DE HACE 20 AÑOS
Gilmour y Mason recuperaron una serie de grabaciones ambientales e instrumentales del mismo periodo que el último álbum de Pink Floyd, The Division Bell (1994), para completar The Endless River. Las sesiones de recuperación comenzaron en 2013. El primer elemento que se añadió fueron las percusiones de Nick Mason.
EL ÁLBUM INCLUIRÁ ALGUNAS DE LAS ÚLTIMAS GRABACIONES DE RICK WRIGHT
Lo primero que trascendió de este proyecto sorpresa, fueron las palabras de la esposa de Gilmour, Polly Samson, que definió The Endless River como el canto del cisne de Wright, lo que ponía en perspectiva, una vez más, lo que el teclista significó para Pink Floyd. Su muerte en 2008 hizo pensar a muchos que The Division Bell iba a ser el último registro en estudio de Pink Floyd, pero The Endles River incluye el trabajo de Rick Wright desde una fecha tan lejana como 1969.
LAS SESIONES SECRETAS SE CONFUNDIERON, EN UN PRINCIPIO, CON LAS DE UN NUEVO TRABAJO EN SOLITARIO DE DAVID GILMOUR
Durga McBroom-Hudson, corista de larga trayectoria con Pink Floyd, publicó una fotografía en Instagram el año pasado, de unas sesiones de grabación protagonizadas por David Gilmour, por lo que se asumió (también en estas mismas páginas) que el guitarrista estaba trabajando en un nuevo álbum que seguía a su On an Island de 2006. Más tarde, Durga confirmó que estaban añadiendo voces a grabaciones originales de Pink Floyd.
EL TÍTULO DEL NUEVO ÁLBUM HACE REFERENCIA A UN MOMENTO ANTERIOR DE PINK FLOYD
“The endless river” es el penúltimo verso del tema “High Hopes”, el último de The Division Bell. El tema fue escrito por Gilmour, con ayuda en las letras de Samson, que también colabora en este nuevo trabajo.
AUNQUE SE PENSÓ EN UN TRABAJO INSTRUMENTAL EN SU INICIO, EL PROYECTO TENDRÁ VOCES
McBroom-Hudson dice que Gilmour “ha puesto su voz en un tema por lo menos”. El tema en concreto es “Louder than words”. La letra, en la que Samson dice que trabajó, parece ser que pone final a los años agitados de Pink Floyd: ‘We bitch and we fight, but this thing that we do, it’s louder than words’ (‘Nos pegamos y peleamos, pero lo que hacemos resuena más alto que las palabras’, n.d.e.)
LOS COPRODUCTORES DE LA NUEVA GRABACIÓN TIENEN GRANDES CONEXIONES CON LA BANDA
Manzanera compuso, junto a Gilmour, “One slip” para el álbum Momentary Lapse of Reason (1987), además coprodujo el álbum de Gilmour, On an Island, y ha salido de gira con David en varias ocasiones. Youth, por su parte, es parte de The Orb, la banda house ambiental con la que Gilmour trabajó en el álbum Metallic Spheres de 2010. Jackson ha sido el ingeniero de grabación de Pink Floyd en todos álbumes de la banda desde The Wall en 1979.
THE ENDLESS RIVER ES ALGO MÁS QUE “THE  BIG SPLIFF”
Tanto McBroom como Samson, indicaron en un primer momento que The Endless River se basaría en una pieza instrumental titulada “The big spliff”, compuesta, en su mayor parte, por Jackson. Ahora ha quedado claro que esta pieza de música sólo ocupará un breve momento en el ciclo de temas del nuevo álbum, consistente en 19 títulos que concluyen con el citado “Louder than words”.
LAS GRABACIONES INICIALES CONSISTIERON EN UN TRÍO
Gilmour comenzó a trabar en este proyecto tras recuperar más de 20 horas de material deshechado. De hecho, más de 100 piezas de música fueron grabadas en un principio, algunas de ellas en formato de trío, y el resto, en dos días consecutivos, haciendo una jam de los tres con Guy Pratt al bajo, Jon Carin a los teclados y Gary Wallis a la percusión. Parte de aquellas grabaciones formarían la música de The Division Bell, mientras que el resto permanecieron olvidadas.
MATERIAL AMBIENTAL SIMILAR DE AQUELLA ÉPOCA NO SE UTILIZÓ PARA NINGUNA GRABACIÓN DE PINK FLOYD
Pink Floyd llegaron a presentar un complejo y bucólico pasaje sonoro de 22 minutos de duración que se podía escuchar antes de los conciertos de 1994. Desde entonces se confirmó como una pieza de música independiente. El tema sólo se pudo escuchar en la versión de doble cassette y nunca se publicó en ningún otro formato.
LAS NOTICIAS INICIALES INDICABAN LA POSIBILIDAD DE UNA NUEVA GIRA DE PINK FLOYD
McBroom-Hudson, que ha girado con Gilmour y Pink Floyd desde los ochenta, inicialmente no descartó la idea de una gira de presentación de The Endless River, comentando a los seguidores que siguieran atentos a las noticias. En realidad, la última gira de Pink Floyd se realizó en 1994, cuando estas grabaciones todavía sin acabar, eran un material totalmente inédito.
LOS PRIMEROS SAMPLES SE HAN CENTRADO EN LAS CONTRIBUCIONES DE GILMOUR Y WRIGHT
El primer vídeo publicado contenía el sonido de la Fender Stratocaster de David Gilmour y el segundo contenía los sonidos del piano de Rick Wright. Por debajo se escuchaban las percusiones de Mason, que proporcionaban un sonido espacial y atmosférico marca de la casa.
20 AÑOS SON MUCHOS AÑOS ENTRE LA PUBLICACIÓN DE DOS ÁLBUMES, PERO NO HA SIDO LA DURACIÓN MÁS LARGA
Han pasado dos décadas entre The Division Bell y The Endless River, aunque la mayor demora entre dos álbumes corresponde a varios clásicos del rock. Por ejemplo, los 24 años transcurridos entre los álbumes It’s Hard y Endless Wire, de los Who, y los 28 entre The Long Run y Long Road out of Eden, de los Eagles.
UN DESCONOCIDO ADOLESCENTE HA CREADO LA PORTADA
La portada corre a cargo de Ahmed Emad Eldin, un diseñador gráfico de 18 años de edad, nacido en Egipto, que fue descubierto casi por casualidad en Behance. Un director ejecutivo de la compañía de diseñadores Hipgnosis contactó con el artista a través del correo electrónico.
¡!ROGER WATERS NO VUELVE A PINK FLOYD
¡Dejad de preguntarlo! …sobretodo a la esposa de Waters. Roger recordó, en un más que polémico, y que no sé muy bien por qué ciertamente, post en su muro de Facebook lo siguiente: “Dejé Pink Floyd en 1985, lo cual es hace 29 años. No tengo que ver ni con los álbumes de estudio Momentary Lapse of Reason y The Division Bell, ni con las giras de Pink Floyd de 1987 y 1994, y no tengo nada que ver con Endless River. ¡Uf! No es difícil de entender, tíos. Aclaraos de una vez.”