miércoles, octubre 15, 2014

MIKAEL AKERFELDT IRONIZA SOBRE SU EDAD Y EL METAL



El guitarrista y cantante Mikael Akerfeldt fue entrevistado con ocasión de la edición de octubre del programa de radio Full Metal Jackie. Preguntado sobre qué mayor error se comente cuando se habla sobre la música heavy y su relación con el nuevo álbum de la banda, Pale Communion, el sueco respondió lo siguiente: “Bueno, creo que hay muchas ideas erróneas. Al final es una cuestión de gustos, creo, por lo menos eso pienso. Estoy un poco perdido en el mundo del metal, especialmente a raíz de las últimas entrevistas que he concedido en las que he dicho lo que pensaba, pero en las que la gente se enojaba porque tenían diferentes opiniones sobre lo que realmente es el metal. En cuanto a mí, creo que debo estar muy viejo, para ser honestos, y poder entender [risas] lo que una generación más joven opina de lo que es el metal en estos días.”
Continuó diciendo en la entrevista que: “Crecí con las bandas de hard rock y metal de los setenta y los ochenta, y es que estas bandas, para mí, eran muy distintas y tenían montones de cosas que sucedían en su música, pero eran grupos de metal en mi concepción, aunque no puedo asegurar que lo fueran hoy día viendo, básicamente, el clima enrarecido que existe en la actualidad al respecto. Aún así, creo que el metal, según mi opinión, se ha convertido un poco en una actitud también, una cuestión de actitud, y creo que todavía tenemos esa actitud intacta. Igual estamos un poco, a falta de una palabra mejor, revoltosos [risas].”
En la entrevista, Mikael también habló de todo aquello que puede influir en la dirección musical de Opeth cuando él empieza a trabajar en un nuevo disco: “Pienso que mucho de todo esto tiene que ver con lo que estoy escuchando en ese momento. Mucho de lo que escucho tiene como una constante… como las bandas que continuamente están, por decirlo de alguna manera, en mi lista de reproducción… son esas bandas con las que crecí, bandas como Judas Priest, Iron Maiden, Scorpions, Deep Purple, Led Zeppelin, Black Sabbath… ese tipo de grupos, además de todo el material rock y el progresivo que colecciono. Pero, por lo general, hay pocos artistas que sean más importantes que otros cuando compongo un nuevo álbum. Concretamente, para este nuevo disco nuestro, estaba escuchando un montón de… voy a prepararme bien antes de decir esto, ya sabes…, pero estaba escuchando un montón a David Crosby y a Crosby, Stills, Nash & Young, lo que explica un tanto las armonías vocales que hay en el disco, porque soy un gran seguidor de las armonías de Crosby. Estaba escuchando mucho de todo eso, pero también rock progresivo oscuro italiano. Material de principios de los setenta que colecciono porque es grandilocuente, rayando lo pretencioso, y se basa en que nunca es suficiente, no tiene límites, lo cual me encanta. Toda esa clase de material. Soy, además, un gran seguidor de Scott Walter, siempre escucho a Scott Walter. Sí, todo eso. Siempre me inspira algo, pero procuro no coger nada de otros, a excepción del tema ‘Goblin’. Pero intento no inspirarme directamente en algo que me haga componer un tema como si fuera un truco de la inspiración.”
Como nota curiosa decir que el decimoprimer disco en estudio de Opeth, Pale Communion, vendió unas 13.000 copias en los Estados Unidos durante su primera semana, alcanzando el puesto 19 de las listas del Billboard 200.