miércoles, marzo 04, 2015

LOS NUEVOS HIJOS DEL AGOBIO. EL TUBO ELÁSTICO: EL TUBO ELÁSTICO



EL TUBO ELÁSTICO: EL TUBO ELÁSTICO (2015, AUTOPRODUCIDO)

Procedencia: Jerez, Cádiz
Fecha de publicación: 1 de febrero de 2015
Género: post-rock, rock progresivo instrumental, rock experimental

Temas:
  1. Pandora 6:50
  2. Camaleón 7:34
  3. Ispra 8:58
  4. Rojo 7:10
  5. El enjambre 8:14
  6. Vampiros y gominolas 6:12
Músicos:
Alfonso Romero: bajo y sintetizadores
Carlos Cabrera: batería y percusiones
Daniel González: guitarras y sintetizadores
Vizen Rivas: guitarra y sintetizadores

Yo no sé lo que comen, fuman o beben en el sur peninsular de este país, pero desde Cádiz y alrededores no cesan de surgir auténticas propuestas de rock de calidad, de rock progresivo, con matices o sin ellos, de auténtico calado y de merecidísima proyección nacional e internacional, en la mayoría de sus casos.
Hay que estar muy, pero que muy atentos a la nueva formación que ha surgido en Jerez de la Frontera, El Tubo Elástico, una banda de rock instrumental que desarrolla un auténtico y propio estilo basado en el rock progresivo… así, a bocajarro, como quien no quiere la cosa. Pero es que encima lo saben aderezar con elementos del rock de factura más clásica, del funk, la psicodelia, el space rock, la electrónica o el post-rock, para dar a luz un trabajo totalmente creativo y con una calidad inconmensurable que traspasa las pequeñas limitaciones de un CD plateado, para ofrecernos una música, hecha para gozo de la mente, increíblemente arreglada, ejecutada y, por encima de todo, sentida.
Una música de calidad excelsa, en la que sus cuatro miembros, se regodean con la soltura y la fluidez profesional de cualquiera de los músicos progresivos encumbrados por los años en los altares de esto que se dio en llamar rock progresivo. Un rock progresivo actual, contemporáneo, lleno de referencias musicales, como digo, que provienen de otros estilos, pero que no pierde en ningún momento de su escucha, o reproducción, un norte plagado de rupturas de ritmo, extensos desarrollos, maravillosas ejecuciones de cualquiera de sus instrumentistas y ambientes cálidos donde se explaya una música compleja pero cercana al mismo tiempo, donde todo se cuida con mimo y con auténtico amor por un resultado de impresionante sentimiento.
Potencia y melodía se dan la mano en este debut de los jerezanos, así como técnica y sentimiento o electricidad y melodía… Todo cabe en este Tubo Elástico si la finalidad es subyugar, hipnotizar o enamorar a quien espera un auténtico esfuerzo profesional, un regalo imperecedero para la memoria progresiva de este sacrosanto país, que nunca dignifica a sus más laboriosos músicos experimentadores.
Desde estas páginas yo te conmino, ávido oyente, a que formes parte de la familia y el rico mundo de El Tubo Elástico. Seguro, seguro que me lo agradecerás. Tanto como yo lo he disfrutado, sin ninguna duda.