miércoles, enero 28, 2015

ROBERT WYATT SE JUBILA



Casi en silencio, sin extensas giras de despedida, sin discos como epílogo de coleccionistas, se despide, se jubila, Robert Wyatt-Ellidge (Bristol, 28 de enero de 1945), el músico, el hijo de la posguerra mundial, la luminaria del underground británico, el ex Wilde Flowers, el batería y cantante fundador de Soft Machine (con Mike Ratledge, Kevin Ayers y Daevid Allen) o Matching Mole (traducción al francés de Soft Machine).
“Ningún drama, ya he superado el sentimiento de culpabilidad. He parado porque trabajar cada vez me cuesta más. También le debía un descanso a Alfie [su esposa, Alfreda Berge].
Robert Wyatt el músico que cayó por una ventana durante una fiesta un 1 de julio de 1973, desde un tercer piso, y quedó parapléjico. Nick Mason y Pink Floyd ayudaron entonces ofreciendo un concierto benéfico.
“10.000 libras, la diferencia entre ser desahuciados y poder organizarnos una nueva vida.”
El que lo superó y, pese a dejar de tocar la batería, siguió una carrera en solitario desde 1970 publicando The End of an Ear (1970) y Rock Bottom (1974), junto a músicos como Mike Oldifeld, Fred Frith (guitarrista de Henry Cow) o Nick Mason, batería de Pink Floyd, en la producción.
“Richard Branson se portó bien inicialmente. Pero, tras fichar a los Sex Pistols, repudió a los artistas que le recordábamos sus inicios hippies. Las liquidaciones eran miserables y, en los ochenta, tuvimos que vivir de los encargos y royalties que nos llegaban de Europa”.
Quien con Ruth Is Stranger than Richard (1975) se acercó al free jazz, invitando al mismísimo Brian Eno a compartir experiencias.
Robert Wyatt… quien fue, y lo sigue siendo, un activista político de izquierdas, bebiendo de las fuentes del comunismo, y que terminó los setenta colaborando, musicalmente, con Phil Manzanera, Roxy Music o Henry Cow.
Y quien, finalmente, en el siglo XXI publicaría Cuckooland (2003) y colaboraría con Björk, David Gilmour y Steve Nieve, publicando Comicopera en 2007, para despedirse de la escena discográfica con una banda sonora, …For the Ghost Within (2010), junto a Gilad Atzmon y Ros Stephen.
Robert Wyatt, en definitiva, el músico que olvidó sus excesos de rock star y, gracias a su preparación intelectual, intentó la creación de una música que se adaptara tanto a su ideología como a sus limitaciones físicas.
Hoy, 28 de enero, Robert cumple 70 años y se retira humildemente coincidiendo con una biografía del músico Marcus O’Dair, Different Every Time, que da título a un doble recopilatorio que nos descubre su faceta más pop.
“Sí, la industria te pide discos regularmente y eso llega a resultar agonizante. Igual que una mujer da a luz y luego prefiere no tener más hijos, Syd [Barrett] rechazó seguir en la rueda.”