viernes, enero 30, 2015

UNA FORMA DE VIDA: ENTREVISTA CON ATAVISMO






Una de las sensaciones del año pasado, no en vano han estado ocupando las páginas de las publicaciones independientes, y no tanto, nacionales e internacionales, han sido Atavismo, el fabuloso trío de Algeciras, resurgidos de las cenizas de Mind! con una fuerza inusual, llena de calidad, ideas y honradez, que dio como fruto uno de los discos más interesantes de la música nacional, tanto por sus tintes progresivos como por su rendición a una psicodelia elaborada llena de matices y expresada con una profesionalidad fuera de lo común. De hecho, en estas mismas páginas fue nominado como la mejor grabación nacional de un 2014 lleno de grandes discos patrios. 
Esta es la entrevista que he mantenido este fin de semana con Sandri Pow, su batería (entre otras cosas más dentro de Atavismo) y a la que, amablemente, se unió el maravilloso guitarrista Poti, en algunos de los momentos de nuestra conversación.
 
La primera pregunta es obligada… ¿qué hace un grupo como Atavismo produciéndose y editándose ellos mismos sus propios discos? ¿Es real vuestra postura de permanecer al margen de las grandes compañías y los medios oficiales para realmente hacer lo que os gusta o es que el negocio musical de este país está atento de otras cosas que no sea la calidad?

Sandri: Partimos de una realidad muy triste en este país, somos muy pocos los que aguantamos año tras año luchando, pero el tiempo no hace más que darnos la razón en esto, NO HAY CULTURA MUSICAL, si  hablamos dentro de lo que son otros estilos que difieren al progresivo y la psicodelia. Eso conlleva a que los que nos movemos en el underground, tengamos que buscar medios alternativos para sacar nuestros discos, con colaboraciones de muchos sellos independientes, salas, etc. Y por supuesto nuestro esfuerzo. No es que estemos al margen de nada, es que nos movemos en un submundo dentro de nuestro país donde hay bandas buenísimas, que se ven con el mismo problema, llegando a autoeditar sus propios discos, con el esfuerzo económico y el trabajo tan enorme de promoción que eso conlleva, porque no hay otras alternativas posibles. Así que nos hace convencernos más cada vez de que el “yo me lo guiso yo me lo como” es lo mejor, sin explicaciones a nadie.

La segunda también es obligada, por lo menos para mí. Sandra. Yo siento que en muchos momentos de vuestra música la esencia floydiana aparece en los extensos desarrollos que el grupo recorre instrumentalmente con esos grooves setenteros, casi olvidados hoy día, y esas líneas de bajo reminiscentes de sus primeros álbumes. ¿Qué me podéis contar de todo esto?

S: Evidentemente, la influencia siempre está presente. Pink Floyd, para nosotros, es considerada, quizá, la mejor y más completa banda de la historia del rock, así que es de reconocer que está muy presente en la manera de componer y de improvisar nuestros temas. A partir de ahí ya lo pasamos por nuestras raíces andaluzas, como es lógico.

Entrando en otros aspectos, me gustaría que contaseis a mis lectores cómo es vuestro proceso de composición. Supongo que tras una idea hay horas y horas de ensayos.

S: Por supuesto, normalmente alguien trae una idea y a partir de ahí se va trabajando poco a poco. Se suele improvisar sobre la misma, hasta que va tomando forma…como bien has dicho, horas y horas. Rara vez el tema es tocado de la misma forma, incluso los temas que componen este disco, de ahí el carácter improvisador… pero es esencial el trabajo en los ensayos.

Hablando de todo un poco, y si echamos la vista atrás… ¿qué sucedió con Mind!? ¿Fue Atavismo un proceso lógico tras su desaparición o necesitabais abrir horizontes musicales?

S: Con Mind! lo que ocurrió fue que la cosa se estancó un poco debido a las dificultades para ensayar, para tocar fuera. Todo eso, seguido del nacimiento del hijo de Sergio, el batería, nos hizo replantearnos el futuro del grupo y decidimos, al final, disolverlo aunque nos pesara, habiendo sacado un disco que tuvo tan buena acogida. Pero bueno, las cosas a veces son mejor así. A raíz de ahí, pocos meses después, la inquietud por parte de Poti y mía,  y el deseo de seguir tocando desde el primer momento que se dejó Mind!, nos hizo darle otra visión diferente y, junto a Mateo, formamos Atavismo. Abrimos horizontes, si quieres llamarlo así, pero más bien fue un cambio de perspectiva y de concepto.

Observo, con satisfacción, que la escena musical de Cádiz, en la que incluyo evidentemente a Algeciras, vuestra madre, está produciendo música de auténtica calidad en los últimos años, por no hablar de aquella época gloriosa que supuso el nacimiento del denominado rock andaluz. ¿Qué sensaciones os produce ser parte de una nueva inquietud renovadora musical a nivel nacional?

S: Nos produce una sensación estupenda, sobre todo porque el disco ha tenido una acogida muy buena desde su lanzamiento, muy buenas críticas. Hemos formado parte de muchos de los Top de discos de 2014. Sin ir mas lejos, ¡el número 1 en tu blog! Muy agradecidos, y contentos por supuesto.

¿Tenéis relación con otros grupos de la zona o a nivel nacional? ¿Cómo veis esta escena, digamos, progresiva psicodélica española?

S: Sí que solemos tener relación con muchos de los grupos del panorama musical underground, ya sea progresivo, psicodelia, siempre rock al fin y al cabo. De hecho, con algunos compartiremos escenario en nuestros próximos conciertos, como por ejemplo, Dr. Sax Band, Pow Pow Pows, Cuzo, Cabalgata Cósmica… Ahora están surgiendo grupos, pero como te decía al principio, es muy difícil muchas veces seguir adelante cuando bandas tan buenas tienen que costearse muchas veces la edición de sus propios discos, siendo todos currantes como somos. No podemos vivir de la música, lo cual hace que sea algo vocacional, ojalá fuese de otra forma… porque así,  la escena de que me hablas, sí que  sería una escena verdadera, no lo que existe hoy por hoy en España.

Volviendo a vuestro local donde ensayáis y cocináis Atavismo… ¿Qué es lo que sucede realmente entre esas cuatro paredes?

S: Lo primero mucho trabajo, pero con muchas risas. Para nosotros es fundamental pasarlo bien y, partiendo de la base que llevamos años tocando juntos, lo hace todo más fácil. La sensación de que las cosas funcionan de verdad, las notamos en esas cuatro paredes cuando nos ponemos a tocar después de estar todo el día trabajando

Veo siguiendo vuestra trayectoria, y leyendo los créditos de Desintegración, que en cualquier momento podríais cambiar vuestros instrumentos y que da igual si se trata de un bajo, una batería o una guitarra os atrevéis con un Memotrón o un Farfisa de manera indiferente. ¿Cuál ha sido vuestra formación musical’

S: Afortunadamente, eso nos da una libertad compositiva enorme porque todos, más o menos, manejamos todo. Somos autodidactas. Formación en sí de estudios musicales no hemos tenido. Yo, concretamente, un par de años de solfeo pero que acabé dejando porque lo que realmente quería es tocar, cosa que no hacía en el conservatorio. Mateo toca la batería y guitarra en otras bandas, yo la guitarra y el bajo en otras también, Poti fue el bajista de Viaje a 800… qué te voy a contar. La pasión por esto te hace querer aprender cuanto más mejor, aunque sea de motu proprio.

¿Qué experiencias arrastráis de otras formaciones previas? ¿Qué os unió a formar parte de un todo como trío?

S: Los tres estamos en otros proyectos, aunque el principal sea Atavismo. y en cuanto a formaciones previas, pues Viaje a 800 donde Poti era bajista, R.O.L.F. donde Mateo es batería y que pronto sacarán nuevo disco, Pussyworm que era mi antigua banda, formada también con gente de Rolf, Mind! por supuesto… experiencias adquieres de todas ellas aunque sean de estilos diferentes.
Siempre acabamos diciendo que “menos es más”… menos gente, menos diferencias a la hora de decidir y más espacio en los viajes! [risas]
No es que haya habido malas experiencias, es que al final siempre es más difícil cuando todos tenemos nuestros trabajos aparte de la música. Los turnos, los ensayos… es muy difícil cuadrar todo… Afortunadamente, con los pedales se crean atmósferas increíbles, preguntadle a Poti [risas]. Así que decidimos simplificar un poco siendo trío. En el primer ensayo vimos que funcionaba y que era fácil de llevar a los directos. Decidimos seguir así.

¿Qué os trasmiten vuestros seguidores cuando escuchan una obra de arte del tamaño de Desintegración?

S: Pues nos hemos llevado muy gratas sorpresas por las buenas críticas que hemos recibido del disco y en los directos. Normalmente, son inevitables las comparaciones con Mind!, e incluso con Viaje a 800, pero todos suelen decirnos que les ha gustado el cambio. Esperemos que sea verdad… En cuanto a nivel internacional, hemos de decir que nos hemos llevado una grata sorpresa por  la crítica de la web The Obelisk, que también nos incluyó dentro de los 5 primeros grupos que sacaron disco en 2014, así como una crítica muy buena al disco, lo que nos ha ayudado mucho también para que sea conocido no solo aquí en nuestro país.

¿Cómo son vuestros conciertos? ¿Qué repertorio incluís en vuestras representaciones?, porque un solo álbum se os empieza a quedar pequeño, pese a su magnitud.

S: Pues siempre que se comienza un grupo, es inevitable coger algún tema para hacer una cover, en nuestro caso recuperamos algunas de Mind!, “Time to Fly” y “Battery Licker”, y alguna de Status Quo, Neil Young, Jefferson Airplane, o Pink Floyd… pero cierto es que cada vez nos gusta menos, con lo cual lo hemos ido eliminando. Preferimos tocar temas nuestros… a medida que se vaya componiendo, igual vamos metiendo temas nuevos.

¿Para cuando un segundo de Atavismo? ¿Cuáles son vuestros planes futuros más inmediatos a parte de esa mini gira de fechas enlazadas que comenzáis en febrero?

S: La idea es volver a grabar en verano. Todo depende de cómo llevemos los temas nuevos. Ya hemos empezado a ver cositas y a refrescar la mente, a pesar de estar preparando los directos de la gira como bien dices. Prioridad sacar Desintegración en vinilo lo antes que podamos y seguir componiendo.

Por cierto, ¿cómo organizáis vuestros conciertos dentro y fuera de vuestra zona de acción? ¿Hay auténticas propuestas o hay que currárselo?

S: Desgraciadamente, todos trabajamos y dependemos de las fechas libres de los turnos, así que, aunque nos han hecho buenas propuestas en algún que otro festival, hemos tenido que rechazar en más de una ocasión porque no nos cuadran los turnos de curro.
Contestando a tu pregunta, sí hemos de currarlo, hablar con bandas para tocar juntos, que nos ayudan mucho también todo sea dicho, buscar garitos, backline disponible por si no podemos llevar todo… imagínate.

Entrando en lo personal, me gustaría que me dijeseis, cuáles son vuestras grabaciones nacionales e internacionales favoritas personales y si en algún momento esas preferencias han influido en vuestra manera de componer y tocar, claro.

Poti: Esta pregunta es un poco complicada ya que nos gusta todo tipo de música, pero bueno, si hay que elegir algunos allá van...
Pink Floyd - A Saucerful Of Secrets
Neil Young & Crazy Horse - Ragged Glory
Triana - Sombra y Luz
Black Sabbath - Vol. 4
UFO - II Flying
Motorpsycho - Still Life With Eggplant
Jefferson Airplane - Volunteers
Master's Apprentices - Choice Cuts
Buffalo - Volcanic Rock
Creo que con estos discos se puede definir la influencia que han tenido en nuestra musica.

¿Cómo compagináis vuestra vida personal, laboral y musical? A veces tiene que ser duro, lo sé. Quiero decir que, ¿qué es lo que impulsa a un grupo que no vive de su música, por lo menos de momento, a trasmitir su energía y su inspiración, por no hablar de su sentimiento y su técnica adquirida?

S: Aunque suene muy cursi, la música es nuestra vida. Con los trabajos ganamos pasta, que nos hace poder disfrutar de ella, es así… Fíjate cuánto nos tiene que gustar para tener ganas de ir a ensayar, como te he dicho antes, a las diez de la noche después de todo el día currando. Es bastante duro, sobretodo a la hora de salir a tocar también, que muchas veces empalmas el turno de curro con ir al local, cargar el coche y salir pitando a tocar, pero, bueno, de momento nos compensa por las satisfacciones que nos estamos llevando, sobre todo con este disco y porque nos divierte hacer lo que hacemos. Lo pasamos bien, que es de lo que se trata.

Sandra, me hablas de hacer una edición en vinilo y que la edición física en formato digital está agotada o prácticamente agotada. ¿Por dónde se han expandido las ventas de vuestro disco y para cuando esa edición en vinilo?

S: La edición del vinilo será en breve, un par de meses es lo que estimamos… muchas ganas de verlo ya en ese formato.
De momento las ventas se han extendido por todo el territorio nacional, algunas por Europa y también gran parte de las 500 copias que hemos mandado a Adansonia Records, uno de los colaboradores del disco, que reside en Alemania, para que las distribuya por allí.  

Imaginad un Festival hipotético… ¿con quiénes, sin importar su nacionalidad, compartiríais tablas y por qué?

Poti: Motorpsycho... ya que para nosotros es la mejor banda a nivel internacional ahora mismo.
Wolf People... rebosan calidad y buenos temas con reminiscencias de todo lo que pasó por Inglaterra durante todos los sesenta y setenta.
Retribution Gospel Choir... una de las bandas mas interesantes del panorama musical internacional, unos dignos herederos de los mejores Crazy Horse.
Goat... sin duda, los pondría de cabeza de cartel como fin de fiesta. ¡Vaya forma de mezclar afrobeat y psicodelia!
Y a nuestros queridísimos amigos Cuzo por lo buenos que son y para reírnos un buen rato.

Para ir finalizando, ¿a dónde queréis llegar con Atavismo? ¿Qué es lo que os anima cada día a tocar juntos sin desfallecer? ¿Cómo os presentaríais ante el público que os desconoce, cómo os podéis definir ante ellos?

S: Nosotros somos una banda de rock psicodélico y progresivo andaluz fieles a nuestras raíces y a la grandeza de esa gran década de los setenta y, llevado a nuestro tiempo, no hay más. La música, como dije antes, es nuestra vida, nuestro motor. Fuerza más que suficiente para animarnos a seguir adelante a pesar de todas las desventuras que puedan surgir. Además, yo soy de los que creen que, si logras encontrar la fórmula correcta, entonces  las cosas empiezan a funcionar. Así está siendo… y que dure muchos años, que es donde queremos llegar, ¡grabar muchos discos y tocar más aún! Dentro y fuera de España.

Ya terminamos, Sandra, y como es habitual en mis entrevistas, añadid lo que queráis a mis lectores y os doy mis gracias personales por haber hecho posible muchas cosas, Sandri tú lo sabes, entre ellas formar parte de la historia contemporánea de la música de este país tan poco agradecido con sus músicos.

Todos: Nada que añadir. Muchísimas gracias por darnos ese privilegio de ser nominados como mejores del 2014 en tu blog, todo un honor para nosotros que sabemos tu enorme trayectoria, profesionalidad y grandeza dentro del Progresivo en España, y gracias por esta entrevista. Y mil gracias a todos los que han hecho posible que este proyecto siga adelante, a todos los que vienen a vernos a los conciertos y compran nuestros discos. Gracias de corazón.
S: Y mi agradecimiento personal a ti, por ser familia, amigo, confidente y compañero en esta aventura musical de la que también formas parte en gran medida.

Gracias a ti Sandra y gracias a Atavismo, una gran familia musical, entrañable y sincera y de la que doy constancia, porque lo he vivido intensamente con ellos, de su cercanía y su enorme esfuerzo para regalarnos una música llena de alma y sentimiento, muy por encima de toda técnica posible, que la hay de sobra. Sus directos, igual que su disco en estudio, son realmente una experiencia única. Ahora que se van a mover por fuera de su zona habitual y van a tocar en Madrid, Pamplona, Vitoria, Barcelona o el levante, es una gran oportunidad de ser testigo de algo único.