martes, mayo 05, 2015

ROGER WATERS SE UNE A LAS CRÍTICAS HACIA LAS PLATAFORMAS DE ESCUCHA DE MÚSICA EN TIEMPO REAL

Roger Waters es el último de una serie de músicos que ha mostrado su malestar por el denominado streaming (escucha en tiempo real). El ex Pink Floyd arremetió de forma dura contra los ejecutivos de Silicon Valley a los que tildó de “pícaros y ladrones” por la forma en la que han redirigido la industria musical en la actualidad. En esta entrevista, mantenida en el medio británico The Times, Waters habla sobre lo difícil que es para un artista actual sobrevivir y prosperar en una época en la que la música casi se regala. Además, en otro de los momentos de la charla mantenida con el periódico afirma, tajantemente, que una reunión de Pink Floyd “está fuera de discusión, es imposible.”
Waters dijo que él mismo se consideraba “enormemente privilegiado por haber nacido en 1943 y no en 1983, por haber vivido una época en la que todavía había un negocio musical en el que Silicon Valley no había metido la mano y, como consecuencia, podías vivir de componer y grabar canciones y de tocarlas a la gente.”
Waters afirma que la disminución de las ventas de música no “cambian mi vida de ningún modo,” y que no puede evitar sentirse “enojado” hacia “esta cuadrilla de pícaros y ladrones que se intercalan entre los que aspiran a ser creativos y su propia audiencia con el objetivo de robarles hasta el último y jodido céntimo para meterlo en sus bolsillos y comprarse enormes mega yates y [aviones] Gulftream V. […] Son… ¡ladrones! ¡Están simplemente robando! Y que se les permita salirse con la suya es simplemente increíble.”
Sin embargo, Roger señala que la audiencia también es culpable: “Señalo también a los consumidores en cierta medida. Toda una generación que ha crecido con los que creen que la música debería ser gratis. Quiero decir que ¿por qué no hacemos entonces que todo sea gratis? Así podrías entrar en una tienda y decir, ‘me gusta esa televisión’ y saldrías con ella. ¡No! ¡Alguien la hizo y tú tienes que comprarla! ‘Oh, sólo voy a coger unas pocas manzanas.’ ¡No! ¡Algún granjero las plantó y se encargó de ellas para que fueran vendidas!”
En cuanto a la manida pregunta sobre una reunión de Pink Floyd, en la que el bajista dejó claro que iba a ser algo imposible, explicó lo siguiente: “La vida, después de todo, se va haciendo cada vez más corta cuanto más nos acercamos al final de la misma y el tiempo se vuelve cada vez más preciado y, en mi opinión, debería ser dedicado por completo a hacer las cosas que quieres hacer. Uno no puede mirar atrás. Bueno, se puede, y yo lo hago, en realidad, y con un poco de nostalgia y cariño, pero tratar de caminar hacia atrás sería absurdo.”