lunes, junio 22, 2015

LA HISTORIA DE AMAROK: PARTE IV

CAPÍTULO IV



8. Y EL CORDERO SE TUMBÓ EN NORTH CAROLINA. QUENTADHARKËN.

Y  que remedio, vuelta a la normalidad. La cosa ahora se intercalaba entre algunas actuaciones y la grabación del nuevo disco, que ansiábamos llevar al directo. Además, nuestro exitoso paso por el Baja nos había abierto la posibilidad de ir a tocar en el ProgDay, que se celebraría en Carolina del Norte en Septiembre de 2004. Que rápido se acostumbra uno a estas cosas! También estábamos invitados al siempre excelente festival de Rock Progresivo de Tiana, que sería ocasión perfecta para poner a punto los nuevos temas. 
Canción de la Oscuridad Vencida
El nuevo disco se llamaría Quentadharkën (canción de la oscuridad vencida), nombre que le puso Lidia a un hermoso poema en cuatro partes que musicalicé, y que junto con el resto de temas del disco, significaría la cumbre creativa del grupo.
En él logramos por fin un notable equilibrio  entre los temas de base étnica, compuestos con el saz turco, y los progresivos más clásicos, basados en teclados y guitarra de 12 cuerdas. Todos ellos combinaban momentos de gran fuerza con pasajes líricos y reposados, y a pesar de la producción superlativa marca de la casa, las canciones se podían llevar al directo con solvencia, por lo que el disco se convertiría en la base de nuestro repertorio durante los años siguientes. Y  una nutrida lista de colaboradores (Miguel Angel Ortín a los saxos tenor y barítono, Kerstin nuevamente al oboe, Robert Abella al violín, Victor Estrada en la guitarra española y theremin y el mismísimo Luis Blanco al vibraslap), aportaron una riqueza tímbrica deslumbrante.  Carátula y diseño con fotos de las Sequoyas, el mítico árbol que sólo se puede morir si un rayo o el fuego lo alcanza. Y de nuevo doble carambola discográfica con Tecnosaga y Luna Negra.
Para noviembre de 2003 cruzamos la península de cabo a rabo para un festival en el Puerto de Santa María (Cadiz), dónde se produciría una historica y efímera reunión del grupo Guadalquivir. Todo estuvo fenomenal, y como novedad incorporamos al repertorio un par de temas del Estigma, y  me di el lujazo de interpretar la intro de “Watcher of the Skies” al principio de “Bienvenidos a la Luna”.
Tiana 2004
Sin embargo, la tensión entre nosotros seguía en aumento, y una serie de acontecimientos desembocaron en la crítica situación en la que Carlos y Pau posiblemente abandonarían el grupo después de la actuación de Tiana. Presa del pánico, actué con nerviosismo, ya que pocas semanas después de Tiana teníamos una actuación muy bien remunerada en Valladolid, y en el horizonte a medio plazo rondaba el Progday.  Primeramente pensé en el guitarrista Pablo Tato,  con el que habíamos coincidido en Salamanca con su muy Crimsoniano y potente proyecto Psicotropia. Y como habíamos hecho muy buenas migas,  aceptó en seguida unirse al grupo, eso sí, con la pega de que vivía en Madrid. Lo del baterista se hizo más complicado, hasta que Luis me aseguró de que en Madrid (vaya vaya...) estaba el baterista perfecto para nosotros: Renato Di Prinzio, con el que también habíamos coincidido unos cuantos años antes en un festival de infausto recuerdo que hicimos con la formación de Gibra’ara en las afueras de Madrid. 
En el Puerto de Santa María, Cádiz
Y como dicen en Venezuela, que es una raya más pal’ tigre, si ya hay uno de Madrid pues con dos tampoco se acaba el mundo, ¿no? Renato es un baterista de una creatividad desbordante y además un excelente compositor que en ese momento tenía también su propio proyecto, Prinz, una especie de Zappa a la española, lleno de sentido del humor, desmadre en toda regla e impecable factura musical. Esa parte suya tan humorística nos vino de perlas, pues poco a poco intentabamos incorporar a los directos pequeños gags  e historias divertidas y algo surrealistas.
Así pues, extraña y tensa actuación en Tiana junto a After Crying, Kayak y algunos grupos más. También se había producido la separación con Marta, y eso lo hacía todo más extraño aún. Pero Amarok no esperaba, y en seguida  había que montar el kilombo para llegar a tiempo a Valladolid con los nuevos músicos.  Todo ello ocasionó que no se produjera la conversación que habíamos pactado con Pau y Carlos,  y ayudó a que la ruptura fuese bastante negativa.
Debut de Pablo
Durante los meses siguientes, con mucho trabajo y una logística complicadísima  que sería la marca de la casa durante muchos años, rehicimos el repertorio y poco a poco  y concierto a concierto asentamos las maneras de la nueva formación.  Con el tiempo habíamos aumentado a más de 20 los instrumentos que usábamos en los conciertos: Alán con el Oud, Renato con la tabla y derbouka, Manel con el didgeridoo,....
Y llegó la hora de cruzar nuevamente el charco. Esta vez iríamos a Nueva York y  un par de furgonetas alquiladas nos llevarían hasta North Carolina.  Noche en un motel de carretera, como no podía ser de otra manera, y llegada a nuestro destino. Este festival no era tan enorme como el Baja, pero respiraba un ambiente rural y  un buen rollo que daba gusto. El escenario estaba en medio de una explanada de hierba con bosques y pequeños lagos en los alrededores. Genial y divertido. La gente llevaba sus propias sillas en plan picnic, jolín que bien se lo montan.  Volvimos a coincidir con los Cabezas de Cera y con Focus. 
Renato, el primer zumvi
La primera noche hicimos una inolvidable jam con Thijs Van Leer en el vestíbulo del hotel,  para la estupefacción y asombro de todos los asistentes (y el nuestro!). El público americano fue gentil, entusiasta y cariñoso, nunca me lo hubiera imaginado, cuantas ideas equivocadas nos hacemos de las cosas que no conocemos!
Nuestra actuación fue, más allá de algunos problemas técnicos, buena y exitosa, muchos discos firmados y bien contentos,  todo era bastante más relajado para nosotros a estas alturas. Y además, Mike Potter, propietario de los Orion Sound Studios  en Baltimore, nos propuso ir a tocar ahí con un buen caché y equipo completísimo. Estimulante e inesperado, que duda cabe, este es el país de las oportunidades. Pero antes teníamos que pasar por   Lo de Baltimore fue otra historia, sonido de primera, público entregado y nosotros al 100%, un flipazo. Vi gente con lágrimas al final del concierto, que satisfactorio resulta llegar al corazón de la gente. También se hizo una grabación en 24 pistas, lástima que la guitarra no se grabara y no pudiéramos aprovecharla.
En las calles de Nueva York
Nueva York, dónde Luis nos había conseguido una fecha en la sala Satalla, especializada en World Music y similares. Escenario mínimo, público mínimo y actuación discreta, pero tocamos en New York!!!
Y  con los deberes hechos y profundamente satisfechos, nos despedimos Manel y yo del resto del grupo, pues nos marchábamos a los Adirondacks, unas montañas cubiertas de bosques no demasiado lejos de Nueva York, en las que tanto los terrenos públicos como privados quedarán “Forever Wild”. Que envidia,  aquí están pensando en aniquilar a los lobos asturianos.....

9. A VELOCIDAD DE CRUCERO. GOUVEIA, MINNUENDO Y LA PREPARACIÓN PARA EL 2DO BAJA PROG.

Gouveia 2005
Y a esa marcheta andábamos a finales de 2004, cuando nos plantearon tocar en el completísimo y vanguardista festival Art Rock de Gouveia, en Portugal, para primavera de 2005.  Ahora contábamos historias divertidas e incluso utilizábamos máscaras en algunos momentos (la sombra de Peter es alargada)... Los conciertos de Amarok tenían dos momentos culminantes: Uno cuando interpretábamos “La Ultima Expedición”, que siempre comenzaba con la historia de unos arqueólogos que buscaban  unas ruinas supuestamente llenas de tesoros, pero tal fue su avidez que al final quedaron abducidos por los cabreados espíritus de los  habitantes de la antigua ciudad, y convertidos para siempre en repugnantes “zumvis”. En medio del tema nos poníamos unas horribles máscaras, y acabábamos en pleno delirio thriller. La otra era el final, con un largo y potentísmo medley en el que empalmábamos el tema de Mujer Luna “Donde estás mi amor (reprise)”, con fragmentos de Thick as a Brick, E’ Festa y las presentaciones de rigor.
Tocar en Gouveia fue una gozada, el público de primera y un cartel para perder el aliento, Univers Zero, The Watch... También ese concierto se grabó por pistas y con cuatro cámaras de vídeo, con la intención de editar un DVD. Lamentablemente, los archivos de vídeo se perdieron, pero unos cuantos años después y luego de un trabajo demencial, superJuanjo nos editó el muy estimulante y necesario Live. Lástima que llegó cuando el grupo ya no existía....
En Baltimore
En esa época Marta estaba embarazada (gravida!), y se hizo evidente de que no podría asumir los compromisos que se nos avecinaban en el verano y tal vez más allá, pues parecía casi seguro que volveríamos al BajaProg en el 2006. Eso significaba que teníamos que buscar una cantante que la supliera, y desde luego no parecía que iba a ser una tarea fácil. Pero en seguida ella misma nos recomendó a una compañera del estupendo cuarteto a capella de música búlgara Todorka en el que cantaba. Y  resultó que también se llamaba Marta.
Pues nada, a comenzar a probar a Marta Riba. Su timbre de voz resultaba bastante  afín al de Marta S., aunque con un registro un poco más grave. Ello ocasionó que en algunos pasajes hubiera que adaptar las melodías a sus posibilidades. Si bien al principio no todos estaban demasiado de acuerdo en que fuera la persona correcta, su tesón y entusiasmo hizo que al final las dudas se disiparan y se quedara con nosotros, cosa que fue un acierto absoluto.
En el Minnuendo
La siguiente cita importante era el muy interesante festival navarro de Minnuendo, dónde el entusiasmo sin límite por parte de sus  organizadores lograba que siempre hubiera  un atractivo cartel. La noche de nuestra llegada nos las pasamos pipa al son de la música punki que abría los días de festejo, y al día siguiente remojamos la resaca en la piscina municipal. La verdad es que Minnuendo fue una pasada, el escenario y el entorno resultaron geniales, y la respuesta del público nos recordó por momentos la magia de Mexicali. Yo no volví a sentir lo mismo a este lado del charco.
Macho Men en Folk Rural
Al día siguiente había que salir corriendo para el muy hippy, entrañable y divertido (aunque un tanto anárquico) Folk Rural, que se celebraba en el Pirineo Catalán.  Debido a los retrasos,  nos dijeron que actuaríamos sobre las 3 de la mañana. Horror! Después de la paliza de los días previos pensé que resultaría una labor imposible, pero gracias a unas cuantas toneladas de té y un público incombustible logramos disfrutarlo de lo lindo. Pero como aquí la cosa va de susto en susto,  al día siguiente una serie de pequeños desencuentros y seguramente una cierto agotamiento, hizo que Pablo decidiera dejar el grupo. Y como de costumbre, había que capear el temporal. O buscamos un nuevo guitarrista, o intentaríamos funcionar como sexteto. El Baja 2006 estaba a la vuelta de la esquina...

Edición en inglés/English version

CHAPTER IV

8. AND THE LAMB LAY DOWN ON NORTH CAROLINA. QUENTADHARKËN.

And what else should we do! We returned to normal. We were doing some performances and we were recording a new album we wanted to show live. Our successful path in BajaProg opened the possibility to play in North Carolina’s ProgDay 2004. You get used to these things very soon! We were also going to play in Tiana Festival in Barcelona as an invited act to the Prog Festival they programmed every year. It would be the perfect occasion to play the new songs.
Flyer Minnuendo 2005
The title of our newest release was Quentadharkën (song of beaten darkness) that came from a four part poem written by Lídia which I put the music on and it was called to be the height of our creative output.
We achieved the perfect balance between ethnic based songs on the Turkish saz and classic progressive rock based on keyboards and 12 string guitars. They all had quiet and lyrical passages combined with strong moments and they were thought to our live concerts, so all of the themes would be our future repertoire for years. There also was a huge list of collaborators including Miguel Ángel Ortin, saxes, Kerstin, oboe, Robert Abella, violin, Víctor Estrada, Spanish guitar and Theremin, and Luis Blanco, vibraslap, who introduced a stunning timbre and harmonic richness. Arwork and graphic design included Sequoia snapshots, a mythical tree that only dies if it’s struck by lighting. And then our carambola with Tecnosaga and Luna Negra.
In November 2003 we crossed all Spanish peninsula just to play in Puerto de Santa María, Cádiz, where we played with Guadalquivir, who had a historical but short come back to stage. It all was great and as a new thing we incorporated two songs from Estigma, and I played the “Watcher of the Skies” intro in our song “Bienvenidos a la luna”.
Thjis y Luis
However there was an increasing tension between us and Carlos and Pau left the band after the Tiana prog festival. Taking by panic I was really nervous because we soon had another well paid show in Valladolid and we were taking in mind to perform at ProgDay. I thought of Pablo Tato whom we knew in Salamanca with his crimsonian protect, Psicotropia. Since we were good friends he said yes to my proposal though he was living in Madrid. To get a drummer was a bit more complicated till Luis assured me there was a perfect drummer for Amarok living in Madrid: Renato Di Prinzio, whom we also knew in one fatal show in Madrid with the Gibr’ara line-up. As it is said in Venezuela it was a one more line in the tiger… Suddenly we got two musicians from Madrid, better than only one. Retato is a creative drummer as well as an excellent composer and he had his own project on these days called Prinz, a kind of Spanish Zappa, with a great humour sense and impressive music. He was a happy person and it fitted the group because we were intending to introduce little speeches and funny stories, sometimes very surrealistic, in our performances.
We performec in Tiana along with After Crying, Kayak and another ones… it was a strange show and I had also left Marta and it was more strange for me to play this show. We immediately put our baggage to Valladolid and we couldn’t speak with Pau and Carlos, so the rupture was clearer and negative.
Baltimore
On the next months we had a lot of complicated work, as in the next years, and we reworked our repertoire. Little by little and show after show we settled the new line up… We almost played 20 different instruments: Alán with his Oud, Renato and his tabla and derbouka, Manel and the didgeridoo…
We crossed to the other side of the pond and whe went to New York this time. We hired a pair of vans and we went till North Carolina. We spent our first night in a road motel and then we came to our destiny on the next day. This Festival was not as huge as the BajaProg was but we breathed the village air and there was a very good environment. The stage was built in the middle of a meadow and there was forest and lakes around. Great and fun. People were carrying their own chairs, as in a picnic… fantastic. We once more shared stage with Cabezas de Cera and Focus. We jammed in our first night with Thijs in the hotel hall, to the astonishing of many, including us. The American audience was gentle, enthusiastic and doting. I couldn’t imagine that… when we don’t know the people we get a wrong idea.
ProgDay
Our performace was, apart some troubles, fine and successful… we signed a lot of records and everyone was fun –it was very relaxing for us. Mike Potter, owner of Orion Sound Studios, Baltimore, told us to play there well paid and with full equipment. Stimulating and unexpected, undoubtedly, this is the land of opportunities. But before this we had to play in New York. We played at Satalla venue, fond of World music and relatives. There was a little stage, a narrow public and a discreet performance… but we played in New York!!!! Baltimore is another story because we have a very professional sound with a great audience and we all gave our maximum level. I saw people with tears in their eyes ant the end of the concert… it was an emotional and great moment in our hearts and the hearts of the people. To see all that people there… A recording in 24 track was made but the guitar didn’t sound and we couldn’t make a proper use of it.
Manel and I went to Adirondacks, a group of forested mountains near New York, we said goodbye to the band once we had our homework done.

9. CRUISING SPEED. GOUVEIA, MINNUENDO AND THE SECOND BAJAPROG

Gouveia
We came to the late 2004 when we were told to play in the avant-garde festival Art Rock from Gouveia, Portugal, over the spring of 2005. We had a complete show those days and we even told funny stories and wore masks (Peter shadow is long…). Concerts had two especial moments: the first of them was the performance of “La última expedición”, the history of two archaeologists in search of a hidden treasure but possessed by the ghosts of the ancient city. We wore ugly masks and it was like a thriller. And on the other hand we finished the shows with a long medley along with “Dónde estás mi amor (reprise), Thick as a Brick fragments, E’ Festa and the inevitable musicians introductions.
En Estambul rodeado de instrumentos
Playing in Gouveia was a great moment in our careers. There was a great audience and a also a great bunch of musicians such as Univers Zero or The Watch. The concert was recorded in a great track console and four video cameras and we wanted to release a DVD, but the archives were lost. Some years after, Juanjo, who worked very hard on it, released a necessary Live recording of Amarok, but for then the group didn’t exist anymore.
In those days Marta was pregnant (gravid!) and she couldn’t play in the summer shows and farther, because we had to play in the next BajaProg due in 2006. We had to look for a new singer and it wasn’t an easy issue. Marta herself recommended us a new singer, called Marta, by the way, who had took part in an a capella quartet of Bulgarian music style called Todorka.
We begun with Marta Riba and her voice was similar to our Marta S. However, we had to adjust her voice, slightly stronger than Marta S., to our vocal passages. Despite of the other musicians Marta won his place in Amarok and I think it was an absolute success.
Minnuendo
The next concert in our agenda was the interesting Navarre Festival called Minnuendo, a festival held by enthusiastic people with a great bunch of artistas. It was very similar to the magical Mexicali.