lunes, abril 28, 2014

EN CONVERSACIÓN CON BAULUNA



El dúo nacido en Barcelona, allá en 1997, ha publicado a principios de este mismo año su segundo trabajo, lleno de elementos musicales que no son sino como ellos mismos afirman un “paisaje para el alma”. Tras Healand (2013), Joaquín Luna y Eric Baulenas publican Lunacy, un trabajo lleno de ambiente y espíritu progresivo en una auténtica recreación psicodélica de los setenta aderezada con elementos melódicos del folk y del krautrock para dar forma a uno de los trabajos instrumentales contemporáneos con mayor calidad musical de las últimas décadas.
Esta es la entrevista que mantuve con uno de sus miembros, Eric Baule, en la que desgrana su trayectoria, sus influencias y una vida dedicada a la comunicación musical con un oyente ávido de nuevas sensaciones progresivas actuales.

Antes de nada me gustaría conocer los principios de Bauluna. ¿Cómo surge esa colaboración entre tú y Joaquín y qué os movió a fundar el proyecto?
Joaquín y yo nos conocemos desde los 2 años de edad, y durante nuestra adolescencia surgieron las primeras composiciones. La manera de trabajar que teníamos entonces se ha mantenido hasta ahora, aunque con el tiempo hemos ido enriqueciéndonos musicalmente.
Nunca nos planteamos el hecho de fundar una banda como Bauluna, mas bien ha sido fruto de nuestra inquietud como músicos y la química existente entre los dos lo que ha hecho que sigamos grabando.

Visto así, surge una pregunta inevitable: ¿cuál es vuestra trayectoria musical?
Por mi parte he formado parte de diversas formaciones musicales, como colaborador puntual o músico de sesión, tanto de metal extremo (Embedded, Frozen in Frost, Foscor), como de pop-rock-blues-folk (J.M.Baule), o rock progresivo (RC2, ReeKohl). No fue hasta 2001 que nació mi proyecto principal,  Moonloop, con los cuales editamos nuestro primer CD en 2012 después de varias demos auto-producidas. Moonloop es una síntesis de metal extremo mezclado con elementos que provienen de muchas fuentes. A finales de 2009 formé la banda Eric Baule, a raíz de tener bastante material grabado en solitario de estilo progresivo con predominancia de la guitarra solista. Actualmente estamos finalizando la grabación de nuestro primer disco, que esperamos tener listo antes de que finalice 2014.
Joaquín siempre ha mantenido un carácter independiente respecto a su música, y prueba de ello son las diversas grabaciones en solitario que ha ido desarrollando a lo largo de los años. Además perteneció a la primera formación de Gúdar (por aquél entonces  llamados Folguies), y posteriormente a The Ads, ambas bandas vinculadas al pop-rock pero bastante inclasificables estilísticamente.

Analizando vuestra trayectoria, se aprecian incorporaciones dentro de la música de Bauluna que enriquecen el producto final. No obstante, considero este álbum más cercano al rock progresivo, sinfónico o experimental, considéralo como quieras, que a un ejercicio de electrónica ambiental, principalmente por las estructuras y los arreglos… No sé si estás de acuerdo conmigo en esto.
En Healand las composiciones partieron de las guitarras acústicas, y ese fue el sonido predominante en todo el álbum. De forma deliberada buscamos que Lunacy fuera más variado y no partimos únicamente de las guitarras. Algunos de los temas están compuestos a partir de teclados, y también usamos guitarras que han perdido su sonido natural (además de guitarra eléctrica), quizás por eso el resultado final suena mas sinfónico y experimental. También ha habido avances respecto a la grabación, ya que para Healand el proceso fue totalmente analógico, mientras que ahora hemos empezado a aplicar algunas ventajas de las muchas  que tiene trabajar con la edición digital. Esto nos ha abierto un abanico de posibilidades mucho más amplio tanto a nivel compositivo, cómo sonoro, aunque aún nos queda mucho camino por delante en ese aspecto.

Retomando esto último, y quizá desde un punto de vista más cósmico progresivo, la utilización de teclados con sonidos analógicos le da una profundidad clásica pero desde un punto de vista contemporáneo. Mi pregunta, en este caso, es doble: ¿Por qué ese empeño en los sonidos de teclados analógicos? ¿Es algo premeditado para el resultado final? 
Escuchamos mucha música que contiene sonidos analógicos de todo tipo, y nos sentimos familiarizados y a gusto con ellos. Algunas veces pueden ser premeditados, ya que una acústica y un mellotrón pueden ser tan evocadores que nunca nos cansaremos de utilizarlos. Otros sonidos más cósmicos y abstractos son fruto del mismo proceso creativo y surgen de la experimentación durante el desarrollo de un tema. Los sonidos analógicos de los años 60 o 70 nos resultan muy inspiradores, pero no nos cerramos a utilizar otros sonidos mas actuales, tal y como se puede apreciar en algunos temas de Lunacy.

¿Cómo es vuestro método de composición? ¿Compartís ideas, exploráis sonidos? En definitiva, ¿cómo es la comunicación musical entre vosotros dos?
Joaquín suele traer ideas o canciones definidas en las que me resulta fácil inspirarme para crear melodías o acompañamientos de guitarra, teclado, bajo, o voz, aunque en algunas ocasiones es él el que trabaja los arreglos sobre ideas o canciones mías. Compartimos ideas y desarrollamos los arreglos de forma conjunta, pero el gusto de Joaquín por la experimentación le ha llevado a crear temas y a vestirlos deformando los sonidos con todo tipo de efectos. Otra forma de comunicarnos para crear es mediante las jams en las que nos dejamos llevar con las guitarras. Siempre sacamos algo que vale la pena de ahí.

Escucho en vuestro disco, como algo que lo define, un sonido etéreo en su conjunto, pero también en los instrumentos en particular. ¿Es ese elemento melódico y etéreo, por ejemplo en las maravillosas guitarras que transitan por vuestro trabajo, algo que define vuestro trabajo como grupo? ¿Qué es lo que verdaderamente, desde lo más profundo de vuestra sensibilidad musical y compositiva, queréis transmitir al oyente? 
La guitarra nos define porque es nuestro instrumento principal a la hora de componer y crear melodías. Entendemos nuestra música como un vehículo para que el oyente pueda entrar en estados introspectivos o evadirse. Aunque volcamos todas nuestras emociones y estados de ánimo en los temas, pensamos en éstos más como pasajes que como canciones cerradas, ya que no se trata de encerrar sino de todo lo contrario, se trata de dar al oyente los espacios y salidas para que tengan la libertad de hacerlos suyos.

En un trabajo sumamente original como es el vuestro, con un sonido tan definido y propio, también se aprecian influencias de música, tanto folk como progresiva o espacial y ambiental, de otros artistas. ¿Son vuestras influencias, derivadas de vuestros gustos, evidentemente, contemporáneas o clásicas del rock? Y, claro, ¿cuáles son vuestros músicos o grupos favoritos? 
Tengo influencias que provienen de muchos estilos distintos de música, tanto del pasado como actual. Por nombrar a algunos artistas o bandas, estos serían Steven Wilson, Opeth, Joe Satriani, Devin Townsend, o Pink Floyd, entre muchos otros. Básicamente me decanto por bandas de metal y de progresivo, pero el género progresivo ortodoxo no es algo con lo que comulgue del todo. Más bien considero progresivo a todo aquello que implique mezclar elementos, creando algo interesante para excitar la percepción del oyente, sin estar atado a ninguna etiqueta o estilo. Se nos hace difícil responder a esta pregunta porque existe música para muchos momentos y estados, y eso siempre amplía el abanico de influencias.
Joaquín ha sido y sigue siendo variado en sus gustos musicales, pero si hay algo por lo que se decanta con preferencia, es por la música que invita a la evasión, a la introspección, y a la experimentación sonora. Entre sus gustos figuran Popol Vuh, Bark Psychosis, Neu, Agitation Free o Neil Young, aunque como antes he comentado, nuestro abanico de influencias es tan amplio que se nos hace complicado resumirlo.

Vamos a imaginar un hipotético cartel de un festival en el que Bauluna participa. ¿Con quién o quiénes y por qué os gustaría actuar con ellos?
Nos gustaría tocar con bandas como Grails, Storm Corrosion, Swans,  Slowdive, o Robert Fripp con Theo Travis, porque crean ese tipo de atmósferas con las que nos sentimos afines.

¿Mantenéis contacto con otros grupos? 
Estamos en contacto con diversos músicos debido a que tanto Joaquín como yo formamos o hemos formado parte de diversas formaciones musicales.
 
Con dos discos en vuestro haber, ¿vais a actuar en directo o estamos ante un proyecto de estudio? ¿Cuáles son vuestras intenciones de futuro?
Nuestra intención para este año es poder llevar a cabo algunos conciertos en pequeño formato, aunque todavía nos queda bastante por trabajar en ese terreno porque hay que estudiar cómo trasladar nuestro sonido de “estudio” al escenario. Además, para poder presentar nuestra música en directo es necesario contar con más manos que las nuestras, lo que implica más ensayos, y más tiempo.

Añade lo que quieras para mis lectores y vuestros oyentes, amigos y cómplices de Bauluna todos ellos. 
Estamos muy agradecidos por el apoyo mostrado por tu parte José Luis, y es muy gratificante cuando alguien nos hace llegar su opinión después de haber oído nuestra música. Agradecemos también a toda la gente cercana el afecto y apoyo recibido.
Os invitamos a escuchar nuestra música a través de la página de Bandcamp, Soundcloud y a visitar nuestra página en Facebook .