miércoles, abril 02, 2014

PERVY PERKIN: INK



PERVY PERKIN: INK (2014, PERVY PERKIN)

Book of Equinox:
1. Opening Credits
2. Of Echoes and Reflections
3. New Dawn
4. The Tree in the Sky
5. Peanut Butterfly
6. The End of the Beginning
7. Falling from Earth
8. Morphosis
- Chapter I
- Chapter II

Book of Solstice:
1. Memories of the Water
2. Asleep in a Wormhole
3. Shades under a City Lamppost
4. Far Away Crusade Defending the Colonies of Satellite A.T.L.A.S.
5. 3:11 AM (The Crystal Clock)
6. S!urm
7. T.I.M.E. (Part III: The Sign on the Wall)
I. Dear Francesca
II. Disrupted
III. The Decision
IV. Of an Inner Kind/ Voices
V. The Time
VI. What Lurks in a Mind
VII. The Decision II
VIII. Coming... Home?
8. Epilogue

Carly Pajarón: batería, voz, percusión
Dante: guitarra, voz, bajo
Álvaro Luis: guitarra, bajo
Alejandro Macho: voz principal
Ugo Fellone: teclados, guitarra acústica

9’5/10

Dos años, y diversas azarosas historias en el seno de la banda, ha costado que los murcianos Pervy Perkin, asentados en Madrid, lancen su álbum debut. Y no estamos ante un debut al uso, no estamos ante un estreno en el que se palpen ideas ni se expongan criterios. Estamos ante un debut mastodóntico en todos los aspectos que nos podamos imaginar: música, arte, grafismo… Porque el grupo, tras un arduo trabajo interno como digo, arranca su carrera con un doble álbum lleno de rock progresivo en el sentido más amplio del término, puesto que además de la música, aderezada de esencias musicales de distintos géneros, el grupo sabe imprimir ese sentido teatral a la hora de que las composiciones actúen ante nuestros sentidos. Porque de eso se trata, de actuar, de impregnar con un sentido teatral unas composiciones, que por sí solas funcionarían a la perfección, con lo cual la calidad interpretativa se aumenta en un doble sentido. Y ahí es donde entran tanto los músicos, imaginativos y virtuosos a partes iguales, como su cantante, un camaleón del arte, y la inteligencia a la hora de componer y arreglar los temas. Pero no todo queda sólo, si te parece poco, en eso, puesto que además el grupo aporta un gran sentido del humor tanto en su interpretación como en la composición de los arreglos, caracterizando aún más, si cabe, el enorme potencial de este nuevo grupo progresivo.
El disco, del que voy a destacar ninguno de los temas, está lleno de auténticos himnos del rock progresivo, aderezado de múltiples elementos musicales, que van desde lo electrónico a lo hard progresivo, pasando por lo sinfónico o, incluso, lo folclórico, en el sentido menos peyorativo del término, estructurados en base a cuidadosos arreglos en los que la banda se esmera y proyecta a un oyente que en ningún momento puede relajarse ante los acontecimientos que se le vienen encima. Y así pasamos de momentos puramente melódicos a estructuras complejísimas en las que la banda actúa como una auténtica maquinaria efectiva y transmisora. Unos músicos que tocan con el corazón desde la técnica, puesto que el dominio que los artistas de Pervy Perkin atesoran en sus instrumentos los convierten en guías, casi espirituales, de una música hecha con ganas, imaginación y más sentimiento.
Excelentes recorridos instrumentales, intervenciones vocales épicas y sentidas, largos desarrollos estructurales y fluidez son el común denominador de este doble CD, dividido en dos partes, sin intención ninguna de conceptualizar, hecho con honradez y no menos esfuerzo. Un esfuerzo que demanda la atención de los seguidores del género porque sin bandas como esta, arriesgadas en el planteamiento y mucho más que efectivas en la ejecución, el rock progresivo perdería una de las filosofías con las que nació: disfrutar plenamente de la música. Pervy Perkin son los nuevos magos del progresivo no sólo hecho en España, sino en el mundo entero. Intensas bocanadas de puro sentimiento artístico al servicio de una música hecha para el alma. Muchísimo más que recomendados… obligados.