martes, febrero 24, 2015

ERIC BAULE: REVELATIONS ADRIFT



ERIC BAULE: REVELATIONS ADRIFT (2015, INDEPENDIENTE9

  1. Tidal wave 1:41
  2. Redemption 8:40
  3. Back to nature 6:34
  4. Flying high 8:31
  5. Circle of dead eyes 8:10
  6. Touching the Earth 4:15
  7. Release from duality 11:27
  8. Undertow 1:52
  9. Far from here 9:50
  10. Spring disease 8:17
Eric Baulenas: voz y guitarras
Eric Rovira: batería y coros
Dani Soto: bajo
Isam Alegre: teclados y coros

10/10

Hay veces que, muy de vez en cuando, y sin esperarlo, por delante de ti, a bocajarro, se te cruza algo que difícilmente podrás olvidar. Algo que, inesperado, se va a situar a tu lado durante tanto tiempo que va a ser tarea difícil despojarte de ello. Algo que te despierta, sin saberlo, una sonrisa, una emoción, un no sé qué, un algo que parecía dormido dentro, pero que necesita alimentarse para mantener el espíritu atento a las sensaciones que te rodean. El debut de Eric Baule es ese algo que se deposita tan dentro de uno que lo llega a sentir como algo tan propio, que se hace impensable desprenderse de él.
Llevo muchos años, aunque nunca serán demasiados, ni bastantes, escuchando música y difícilmente uno puede asombrarse ya cuando se acomoda para escuchar nuevas producciones, pero el caso es que, desde el inicio de este grandísimo primer trabajo de los de Barcelona, me sentí cómodo con su música. Una música construida desde la sabiduría de sus instrumentistas, pero también desde la honradez de su sentimiento a la hora de expresarse ante los demás.
Por fin, esta banda construida en 2010 alrededor de su guitarrista y cantante, Eric Baulenas, daba a luz, tras un largo y espinoso tiempo de gestación, una de las obras de rock progresivo contemporáneo más sólida desde hace muchos, pero que muchos, años. Un Revelations Adrift construido en torno a unos arreglos y una instrumentación grandiosa, llena de espacios y de momentos eléctricos y melódicos, que engrandecen cada uno de los segundos de su escucha, que satisface de principio a fin. Ecos de los grandes surcan las notas de este disco de Eric Baule. Desde sonidos floydianos, pasando por posturas del progresivo más coetáneo y alternativo, léase Porcupine Tree, inflamado de un sentido musical de referencia sinfónica y aderezado, poderosamente, por esencias que beben directamente del hard progresivo o, también, de guitarristas de naturaleza dinámica e inteligente, léase Joe Satriani.
Estamos ante una obra maestra de este siglo que estamos viviendo peligrosamente, en el que muchos grupos hacen música de lo-que-sea progresiva, pero que se escudan en etiquetas para un consumo rápido y difícilmente perdurable. Eric Baule es un grupo que no engaña a nadie, es un grupo que no necesita escudarse en teorías musicales para mostrar una música de auténtica calidad y de auténtico rock progresivo, con los matices que cada uno pueda apreciar, porque estamos ante una música jugosa, llena de estilo, llena de sentido y expuesta directamente con fuerza y delicadeza expresiva al mismo tiempo.
Guitarras heroicas y subyugantes, teclados sublimes y cálidos, baterías contundentes y ricas, bajos emocionantes y una guía vocal muy sugerente, llena de inflexiones, definen el primer trabajo de este grupo que nace como un arrebato, que surge con la mayor de sus fuerzas y que, auguro, será depositaria de una sucesión de obras que integrarán uno de los catálogos más interesantes del progresivo mundial de todos los tiempos. Si este es su primer trabajo, no quiero perderme el resto de los que, seguro, vendrán.
Si estás perdido en la marea incesante de nuevas bandas de trayectoria efímera e inconsistente. Si quieres emoción. Si necesitas un grupo que sea honrado y honesto, Eric Baule es todo esto y más. Eric Baule es futuro, es esperanza, es arte, es cercanía, es solidez y honradez. Es un clásico del futuro… y del pasado.
Yo me haría con una de sus copias físicas ya. Si tardas te arrepentirás.

2 comentarios :

Pepe Saco dijo...

En un todo de acuerdo, amigo José Luis. Como buscadores de novedades, debemos escuchar y desechar, a su vez, gran cantidad de trabajos publicados en la web que no llegan a calzar los puntos mínimos para calificar como buenos o, al menos, aceptables. En cambio, esta banda española nos sorprende por su calidad. Buscando evidentemente su propia identidad, con influencias visibles de otros grandes, nos entregan una obra compacta, creíble, de muy buena inspiración. Tal como dices en el comentario, es de esperar nuevas entregas de estos chicos españoles para que puedan afirmar su personalidad definitiva. Pero el comienzo es muy auspicioso, sin duda. Saludos.

wilber nuñez dijo...

esta banda española,promete solo les diria una sugerencia,porque no cantar en lenguaje español???