martes, enero 07, 2014

ENTREVISTA CON JUAN CARLOS PALAZÓN, ALMA MATER DE VAKO



Vako, el proyecto del músico Juan Carlos Palazón, surge desde Madrid en un intento personal de mantener la llama del denominado rock espacial vivo en nuestro país. No es el único, pero sí cómo abanderado sintetista que se esfuerza en mostrar una música de calidad llena de ambiente, rock progresivo, krautrock e instrumental analógico. Quizá sea el último nostálgico de aquella época de gloria, pero con tesón, con mucho sacrificio y con mucho, muchísimo sentimiento, ha publicado una de las mejores obras cósmico progresivas de todos los tiempos.
Juan Carlos no es nuevo en esto de la música. A su exhaustiva preparación académica hay que añadir un primer esfuerzo musical de la mano de su grupo Glow, un proyecto de sonido retro enfocado en el doom, con el que se dio a conocer por toda Europa. Como siempre, el reconocimiento viene desde fuera. La lucha es dura y difícil en un país que no cuida a sus músicos si no son devotos de la radiofórmula. Vako, con un solo álbum, gestado durante los tres últimos años, está teniendo una gran repercusión en la vieja Europa y ya ha sido invitado a varios festivales y conciertos.
Aquí no se le conoce apenas, pero este es Juan Carlos, Charly para los amigos, un músico honesto y cuidadoso... un amigo desde el momento en el que lo conoces.

Para empezar, ¿por qué empezaste a estudiar música y cuál es tu formación académica?
Al principio empecé de forma autodidacta pero llega un momento en que te estancas y aprender es mucho más lento y difícil, y te limita a la hora de hacer lo que te gusta. Hay cierta música a la que no puedes llegar sin tener determinados conocimientos, así que empecé a tomar clases en distintas academias y con profesores particulares según las necesidades que tenía en cada momento.

¿Cuál es tu trayectoria artística (grupos, proyectos...)?
He estado en diversos grupos y he realizado algunas colaboraciones, pero lo más destacable antes de iniciar Vako fue la formación de Glow, una banda con sonido doom rock con influencias Black Sabbath con la que grabé una demo y dos discos, que tuvieron una buena aceptación dentro del estilo, que nos permitieron girar tanto en España como en Europa.

Con Glow das el gran salto a Europa y recibes el reconocimiento internacional. ¿Cómo eran aquellos días?
La verdad es que los recuerdo con mucho cariño y con cierta nostalgia. Fue divertido y me permitió conocer a gente estupenda, además de proporcionarme las tablas necesarias para aventurarme en un proyecto en solitario, algo que no aprendes en ningún otro sitio.

Pese a ese sonido doom de sabor setentero que practicabas con Glow, en el que tocabas la guitarra, el gusanillo del rock progresivo y del rock espacial era algo evidente en tu persona. ¿Cuándo te introduces en este tipo de música?
Uno de los motivos de dejar Glow fue que me apetecía hacer otro tipo de música. El rock progresivo, ambient, electrónica y similares son estilos de música que escucho desde hace muchos años y, la verdad, no sé porqué no me decidí a hacer algo de este tipo antes. Supongo que en su momento Glow absorbía gran parte de mi tiempo y en cualquier caso también era lo que más me apetecía hacer en ese momento.

A raíz de esto, me gustaría que me hablaras de tus grupos favoritos dentro de estos dos géneros.
Sin entrar en estilos, entre las bandas que me han influenciado a lo largo de mi carrera musical están Black Sabbath, Led Zeppelin, Rush, Pink Floyd, King Crimson, Genesis, Yes, Tangerine Dream, Klaus Schulze, por mencionar algunas, aunque la lista completa sería mucho más amplia.

Tu proceso, a la hora de componer y según se saborea en tu primer disco en solitario como Vako, es meticuloso y extremadamente cuidadoso con los detalles. ¿Qué te supone el resultado final?
Lo cierto es que soy una persona bastante meticulosa y constante, o perfeccionista, y tengo claro cuál tiene que ser el resultado final, cómo tiene que sonar y lo que quiero transmitir. Si no consigo alcanzar el resultado que deseo vuelvo sobre mis pasos y comienzo a trabajar de nuevo. Al primero al que tiene que gustar el resultado es a mí.

Últimamente proliferan en nuestro país grupos que se decantan por un krautrock de calidad. Bajo mi punto de vista, Pyramidal es uno de los estandartes de este rock cósmico patrio. Pero las diferencias con Vako son más que evidentes, mientras aquellos afrontan un krautrock como grupo con una vertiente psych, tú te muestras como un sintetista cercano a la escuela de Berlín. ¿Qué supone para ti componer como único miembro de tu proyecto una música de la envergadura de Vako?
Aunque pueda parecer un poco egoísta, el motivo de trabajar solo y que nadie más forme parte de Vako es que quiero hacer lo que realmente me gusta y no tener que consensuar los resultados, por eso ahora mismo que el proyecto sea mío es la mejor opción para plasmar mis ideas, aunque no descarto ciertas colaboraciones.

Sin embargo, pese a ese trasfondo planeador, propio de un krautrock alemán de escuela berlinesa, eres un generador de ambientes más propio de un rock sinfónico tipo Pink Floyd. ¿Cuál es la influencia del rock progresivo sobre ti?
Siento gran admiración por la música progresiva y como te he comentado grupos como Pink Floyd o King Crimson han formado siempre parte de mi vida musical, lo que de una forma u otra termina reflejándose en la música que hago.

Sé que eres un gran coleccionista de vinilos y CDs de la música de los setenta y de décadas posteriores, hecha con calidad, eso sí. Lo cual me lleva a pensar que escuchas gran cantidad de música y estilos. ¿Influye esto en algún modo a la hora de componer como Vako?
Es cierto que tengo una gran colección y sigo escuchando a diario muchos y muy diferentes estilos de música e inevitablemente todo influye. Quizá sea en estos últimos años, desde que deje Glow, en los que más he profundizado en la música electrónica y ambient.

Ya, pero ¿quiénes te influyen con más intensidad?
Realmente cuando monté Vako no quería que mi música transmitiera influencias de nadie, sino que fuera mi proyecto personal y que la música fluyese sin más. No obstante, es inevitable que grupos como Tangerine Dream o Klaus Schulze estén presentes en mis composiciones ya que es lo que más he escuchado en los últimos años.

Volviendo otra vez a Glow, recorriste Europa dando conciertos. ¿Existe alguna posibilidad de ver a Vako alguna vez en directo? Supongo que si es así necesitarás la colaboración de algún otro músico ya que tú no puedes tocar todo lo que tocas en tu CD en una actuación en directo.
Lo de tocar en directo con Vako ahora mismo lo veo difícil, principalmente por falta de tiempo, pero no lo descarto en un futuro. Me han ofrecido tocar tanto dentro como fuera de España y la verdad es que me pica.
Por supuesto que necesitaría otra persona en directo, es imposible tocar guitarra y sintes con dos manos.

Tu instrumental es poderosamente analógico, y deduzco que el nombre de tu proyecto proviene de aquel Vako Orchestron de los setenta. La pregunta te puede parecer evidente, pero ¿por qué prefieres los instrumentos analógicos (yo también, por cierto) a los digitales?
Me considero una persona muy clásica, en todos los aspectos, sobre todo en la música. Todo lo que escucho está tocado con instrumentos analógicos, y mi trabajo no iba a ser menos. Podemos considerar este tipo de instrumentos como otra influencia más.

De todo ese aparato instrumental que manejas, ¿cuál es tu preferido si lo hay?
¡Pufff! No sabría decirte. Todo el equipo que tengo ocupa un lugar importante en mis composiciones. Es como preguntar a un padre a cuál de sus hijos quiere más.

Cuando compones supongo que tendrás una finalidad a partir de alguna idea inicial. ¿Qué pretendes plasmar con tu música? Dicho con otras palabras, ¿qué quieres que sienta el oyente cuando se enfrenta a tu obra?
Creo que la música instrumental da pie a muchas sensaciones y que cada persona la interpreta de una forma distinta. Lo que realmente busco es mi propia satisfacción y las sensaciones que me transmite a mí, y por supuesto que la gente pueda disfrutarla y evadirse escuchándola, a partir de ahí que cada uno saque sus propias sensaciones, con eso me doy por satisfecho.

¿Cuál es tu relación con el progresivo y el rock espacial español actual?
La verdad que desde que saqué Vako he conocido a mucha gente relacionada con estos estilos, que hacen muy buena música en nuestro país. Me han apoyado incondicionalmente. Hacer una lista sería bastante extenso y además no me gustaría dejar a nadie fuera. Simplemente dar las gracias a todos. Hay mucho talento en este país y tendríamos que valorarlo mucho más.

¿Ha surgido alguna vez algún intento de colaboración entre músicos cercanos a tu círculo?
Siempre te ofrecen que aportes tu granito de arena o al revés pides que colaboren contigo, pero muchas veces la distancia y la falta de tiempo lo hacen difícil o imposible.

Pasando a otro tema, ¿cómo surge la idea de autofinanciarse tu trabajo? ¿Lo ofreciste a algún sello especializado, pateaste discográficas...?
Se lo ofrecí a algún sello que otro, pero las ediciones que  me ofrecían eran muy básicas y por eso decidí sacarlo yo a mi gusto.

Y cuando por fin ofreces tu trabajo, ¿cuál es la reacción que has notado en tu oyente comprador? ¿Satisfacen las críticas?
He recibido muy buenas críticas de este trabajo tanto de profesionales como de aficionados y para mí eso es lo más importante, que la gente disfrute con lo que hago y que el feedback sea tan positivo, es una gran motivación para seguir adelante.

Supongo que un músico inquieto como tú, debe tener un hervidero de ideas en su cabeza, no lo sé... Voy a adelantarme en el tiempo, ¿cuándo habrá un segundo trabajo de Vako?
Ahora mismo estoy componiendo temas para lo que será el segundo trabajo de Vako, espero que cumpla las expectativas. Lo que no sé es para cuándo estará terminado, no me gusta trabajar con prisas ni con agobios, mejor despacio y con buena letra. En cualquier caso no me gustaría demorarlo demasiado.

Aunque te parezca repetitivo, ¿te has planteado la posibilidad de funcionar como grupo o Vako es un proyecto exclusivamente íntimo?
Vako es mi proyecto en solitario. Es mi forma de entender y expresar la música y por eso ahora mismo no hay cabida para nadie más. En directo sería otra cosa, pero a nivel compositivo Vako soy sólo yo.

Para ir finalizando, te propongo unas preguntas de respuesta personal. En primer lugar ¿cuáles son tus grupos o músicos favoritos?
Según el día o el momento tengo la necesidad de escuchar un grupo o artista en concreto, ese sería mi grupo favorito. Por decirte algún grupo que siempre llevo en mi ipod, Pink Floyd, Black Sabbath, King Crimson, Tangerine Dream, Klaus Schulze, …

¿Los has visto alguna vez en directo?
He visto muchos grupo en directo pero no he tenido la suerte de ver a ninguno de los que he mencionado, principalmente porque son grupos de los 70 y es la época en la que mi me hubiese gustado verles.

¿Qué diez discos te llevarías a una isla desierta, con enchufe, claro está?
Con diez no bastaría, pero allá van (sin orden de prioridad):
-         Pink Floyd -  Dark side of the moon
-         Pink Floyd - Wish you were here
-         King Crimson – In the Court of the Crimson King
-         Rush - Counterparts
-         Tangerine Dreams - Phaedra
-         Tangerine Dreams - Rubycon
-         Klaus Schulze - Cyborg
-         Klaus Schulze – Blackdance
-         Triana – El patio
-         Black Sabbath – Master of reality

Una buena elección, pero ¿qué otros grupos españoles de progresivo y krautrock conoces?
Cuatro de los que más me gustan son Mind!, Pyramidal, Cidron y Neuronium.

A raíz de la pregunta anterior, ¿qué opinas del panorama musical actual en nuestro país?
Dentro del panorama underground de nuestro país hay mucho talento y es una pena que no llegue a más público y que la música comercial lo arrase todo.

¿Qué teclado, si lo hay, echas en falta en tu set privilegiado?
Me doy por satisfecho y de momento no hay nada que quiera incluir, aunque quien sabe si dentro de dos días me compro otro sinte, ya sabes, nunca digas nunca jamás.

¿Te gustaría incluir otros instrumentos, aparte de la guitarra, instrumento incluido y que dominas a la perfección, en Vako?
La guitarra es un instrumento que da mucho juego y las posibilidades de los sintes son casi infinitas, así que de momento no pienso en otro instrumento.

¿Planes inmediatos?
No parar de componer e intentar llegar a todo el público posible con este tipo de música.

Dí lo que quieras a mis lectores.
En primer lugar agradecer tu interés por mi música y la ayuda que nos ofreces. Dar también las gracias a todos aquellos que de una forma o de otra hacen posible que podamos continuar haciendo lo que nos gusta. Y tus lectores que se animen y que lo escuchen, espero no defraudar!

Gracias Carlos, un placer volver a hablar contigo. Espero que todos tus sueños se cumplan y vean la realidad.