jueves, noviembre 21, 2013

EL NUEVO PROGRESIVO DEL FUTURO. FRACTAL MIRROR: STRANGE ATTRACTORS



FRACTAL MIRROR: STRANGE ATTRACTORS

País: Holanda
Género: rock progresivo, pop
Fecha de publicación: 8 de noviembre de 2013

Temas:
  1. What’s inside
  2. The fading ghosts of yesterday
  3. Brian’s song
  4. Fade away
  5. A life in Darkness: ending
  6. A life in Darkness: insects
  7. A life in Darkness: raising the stakes
  8. A life in Darkness: various methods of hunting
  9. A life in Darkness: leave me
  10. A life in Darkness: the chair
Formación:
Ed van Haagen: bajo, teclados, programación.
Leo Koperdraat: voz, guitarras, teclados, letras.
Frank L. Urbaniak: batería, percusión, letras.
Músicos invitados:
Don Fast: ghost guitar.
Charlotte Koperdraat: voz.

Fractal Mirror es una asociación de músicos holandeses en una especie de cooperativa de artistas que provienen del ámbito musical, de la fotografía y del vídeo. Aunque sus orígenes se remontan a mediados de los ochenta, con una poderosa atracción por artistas como David Sylvian y el nuevo renacer progresivo de la mano de bandas como IQ, Pendragon, Twelfth Night, Marillion o Pallas, así como de una banda poco reconocida como son los canadienses Terraced Garden, no es hasta ahora que no ha aparecido su primer álbum oficial.
Evidentemente el tiempo no ha pasado en vano, y desde entonces, permanecen dos de los miembros originales de este curioso proyecto con un giro compositivo hacia el pop contemporáneo con gran énfasis en el rock progresivo. A través de Facebook contactaron con un batería estadounidense y comienza la aventura. Una aventura sustentada también por Brian Watson, arte fotográfico y letras (fue quien diseñó la portada de Le Sacre du Travail de The Tangent) y Andre de Boer, arte videográfico.
Pero lo más interesante de este proyecto es el resultado final de su música, que es lo que verdaderamente importa, puesto que nos encontramos ante un producto totalmente original definido por la increíble capacidad compositiva de este grandísimo y oculto, hasta ahora, grupo holandés.
Asistimos a una música elaborada y bella, con cierto trasfondo oscuro, en el que los ambientes sugeridos por el grupo conviven en perfecta armonía con registros pop de exquisito resultado. Un aire melancólico que se ve enfatizado por la utilización de teclados, generalmente melotrones, que crean ambientes intensos y misteriosos por los que transcurre una original música llena de buenos detalles y mejores arreglos. Todo esto es resultado de una gran mente creativa que sabe crear un hilo narrativo dentro de una compleja estructura musical que desprende armonía y delicadeza a partes iguales. Pero el grupo, inquieto en su quehacer compositivo, no se muestra conforme con la creación de pasajes instrumentales, sustentados por una inquietante voz subyugante, y da un giro de tuerca con la inclusión de una magnífica suite dividida en movimientos que cierra un círculo perfecto en la labor del grupo. Una suite en la que apreciamos momentos nostálgicos, de una emotividad nada despreciable, pero también ejercicios de puro pop contemporáneo, con elementos musicales lánguidos, cinematográficos y puramente emocionales. Grandiosos desarrollos musicales que engloba un poderoso y sustancial rock progresivo de una pureza y una imaginación envidiables.
Un ejercicio totalmente original e hipnótico que cuanto más se escucha, más apetece y gusta. Un excepcional grupo con una música excepcional. La imaginación al poder.