miércoles, marzo 12, 2014

ALAN WHITE ANALIZA EL NUEVO TRABAJO DE YES



El batería acaba de decir en una estrevista que las sesiones de grabación de Yes siguen su curso y que están trabajando con Roy Thomas Baker, su productor, con el que estuvieron a punto de colaborar a finales de los setenta en París.
En aquella ocasión, Yes trataban de reagruparse después de la tibia crítica recibida por Tormato, publicado en 1978, aunque el proyecto al final se desbarató. Una lesión de White sirvió de excusa para abandonar todo y cuando Yes volvieron a la escena, Jon Anderson y Rick Wakeman, habían sido reemplazados por Trevor Horn y Geoff Downes: “En cuanto a las sesiones de París, el hecho de romperme el tobillo fue una excusa disfrazada porque la cosa no iba como queríamos. Pero en esta ocasión sí, Roy lo está haciendo bien. Está haciendo un gran trabajo. Está sacando espectaculares sonidos de los instrumentos.”
White afirma que Baker puso un cuidado especial en lo que entonces iba a ser el nuevo álbum de Yes, entonces sin título: “Pasamos muchísimo tiempo intentando el sonido perfecto de la batería. Roy fue muy meticuloso con que el sonido resultara perfecto a través de los micrófonos. Estuvimos usando micrófonos que valían 50.000 dólares de la época sólo para la batería.”
Todos los temas de aquellas sesiones de París, han ido apareciendo con el tiempo, de distinta forma. Dos (“Tango” y la que entonces se conocía como “Flower Girl”, que más tarde cambió este título por el de “Never done before”) se incluyeron en la caja In a Word de 2002. Otros cuatro, incluyendo “Dancing with the Light” e “In the tower”, fueron parte de la edición extendida de Drama. “Every loves you” fue más tarde utilizada y reelaborada por Jon Anderson para su álbum Song of Seven (1980).
Además, material adicional de las sesiones de Drama se utilizaría para el épico tema de Fly from Here de 2011, aunque White afirma que en este nuevo álbum en el que están trabajando, todos los temas serán nuevos y que no habrá suites como en otras ocasiones: “Se trata de música fresca. Todo el álbum ha sido concebido en un año más o menos. No hay temas épicos en el álbum. Hay algunas piezas largas con partes intrincadas, pero también hay temas cortos mucho más directos.”