viernes, mayo 16, 2014

NACE UN NUEVO PROYECTO DE ROCK PROGRESIVO EN BARCELONA: KANT FREUD KAFKA



Más de veinte años han tenido que pasar para que Javi Herrera, alter ego de Kant Freud Kafka, haya podido, por fin, cumplir su sueño con la publicación de No Tengas Miedo, un trabajo de rock progresivo y sinfónico basado en un relato original, con el mismo título, escrito años atrás por Virginia Barceló, una amiga cercana al artista barcelonés, y reelaborado para esta ocasión por Carlos Gámbero. El tiempo ha ido madurando, poco a poco, el proceso de composición primigenio y, tras unos años en el olvido, Javi Herrera ha vuelto a aquellos temas, como una necesidad vital, para dar a conocer ese cúmulo de ideas latentes al oyente.
Grabado a medio camino entre la tecnología más actual y la ejecución de instrumentos eléctricos y clásicos, No Tengas Miedo se presenta como un homenaje, cálido y extremadamente cuidado, al rock progresivo de los últimos cuarenta y cinco años, con un fuerte componente clásico, en el sentido literal del término, para mostrar un trabajo maduro y sincero que rinde homenaje a una música de ensueño y de gran creatividad en la que la instrumentación, pulcra y sentida, fluye como un torrente de sentimientos e ideas elaboradas, fuertemente asentadas en unos cimientos poderosamente construidos.
Javi Herrera, batería, percusión, programación de teclados y voces, ha sabido, como pocos, aderezar su música con elementos instrumentales clásicos y eléctricos para dar como resultado un trabajo honrado y de gran calidad, complejo y exquisito, tanto en arreglos como en ejecución, pleno de alma y sensibilidad, expresado con fuerza y emoción, para regalar al oyente, posiblemente, uno de los conceptos progresivos, y fuertemente sinfónicos, de mayor calidad de los últimos años en nuestro país y más allá de sus fronteras.
Para ello se ha rodeado de un exquisito plantel de músicos clásicos y acústicos, como Lluìs Cabal, viola, Esteve Cardús, flauta travesera, Gora Casado, guitarra de doce cuerdas, Alia Herrera, violín, Andrea Herrera, flauta travesera, Gemma Llorens, cello, Xavi Padillo, clarinete, Alejandro Pérez, guitarra española, y Xavi Piñol, oboe y corno inglés; sin olvidar en ningún momento el componente eléctrico, esencial y determinante, en el que participan, además del propio Javi Herrera, unos compañeros de viaje solventes y totalmente profesionales, como Jordi Frontóns (K, Franc Albir), sintetizador Moog, Jordi Porcar, bajo, Pol Sánchez, guitarras eléctricas y acústicas, y Toni Sánchez y Dick Them, ambos al bajo.
Meticulosa y profesionalmente presentado, este trabajo que cuenta con dibujos interiores a cargo de Virginia Barceló, con portada de Nora Baylach, a partir de la recomendación de Javi Herrera, y el citado cuento escrito por Carlos Gámbero, es un auténtico regalo para los sentidos. Un refinado producto de buen gusto que sale del corazón de uno de los músicos más prometedores, honrados y efectivos de un panorama musical actual en el que la belleza formal y el riesgo brillan por su ausencia. Las ideas contenidas en esta grabación auguran un recorrido mucho más que prometedor en la trayectoria de este proyecto personal que, seguro, verá su continuidad en los próximos años con obras, me atrevo a profetizar, que se convertirán en inolvidables ejercicios de música atemporal.
Mis palabras, seguramente, se las llevará el viento y el olvido; la música de Herrera permanecerá eterna y yo me sentiré, como me siento en este momento, orgulloso de haber vivido y compartido la esencia de un genio musical contemporáneo y cercano. No tengas miedo, a ti también te subyugará la emoción puramente musical de Kant Freud Kafka, un auténtico clásico del futuro.