lunes, septiembre 23, 2013

EL NUEVO PROGRESIVO DEL FUTURO. JEREMY & PROGRESSOR: SEARCHING FOR THE SON



JEREMY & PROGRESSOR: SEARCHING FOR THE SON

País: multinacional
Género: psicodelia, rock sinfónico, música clásica
Sello: MALS
Fecha de publicación: agosto de 2013

Temas:
  1. Searching for the son
  2. Future flight
  3. Blind man’s dream
  4. Distant Light
  5. Wings of the wind
  6. Messiah will come
  7. Had enough
  8. Way to Zion
  9. The mirror
  10. On a cherub
  11. Sonic dances
Formación:
Jeremy Morris: guitarra principal, guitarra de doce cuerdas, bajo, batería, melotrón, pianos
Vitaly “Progressor” Menshikov: sintetizador, órgano, guitarras acústicas y eléctricas, bajo, guitarra principal en 1 y 11, batería en 1
Jon Dawson: teclados, guitarra, bajo, batería, percusión, loops en 2, 3 y 5
John ‘Rabbit’ Bundrick (Jethro Tull, Who, Free): teclados, guitarra, bajo, batería, percussion, loops en 2, 3 y 5
Albert Khalmurzayev (FromUz, X Religion): teclados en 4, 6 y 8
Valery Vorobiov (X Religion): batería en 4, 6 y 8
Bill Morris: trompeta y saxofón en 1, 5 y 6

Segundo trabajo en colaboración entre el estadounidense Jeremy Morris, conocido en solitario como Jeremy, y Progressor, de Uzbekistán, con un resultado variopinto y un tanto ecléctico en su resultado. Nos encontramos ante un disco profusamente elaborado con un trasfondo musical de elegante factura en el que oscilamos entre propuestas psicodélicas y progresivas de extensa factura en el que hay cabida para resultados cercanos a la música clásica, principalmente gracias a los trabajados pasajes instrumentales que subyacen en la escucha total del disco.
Es curioso el amplio rango musical de este buen trabajo de Jeremy y Progressor, en el que el guitarrista americano se erige en protagonista de los estilos que reinan en esta grabación. Dependiendo de su forma de tocar nos acercaremos tanto a situaciones lisérgicas, con ciertos guiños beatlianos, como a posturas más propias de un rock progresivo sinfónico con grandes aportaciones de los teclados y una elaborada sección rítmica.
Temas muy trabajados, con arriesgados arreglos, en los que fluctúan los diferentes estilos, con resultados variopintos y acercamientos al brass prog de los setenta, impregnados de un rock progresivo, efectivo y emotivo, que engrandecen la calidad final de un proyecto consumado por instrumentistas de grandísima valía. Estamos ante un trabajo minuciosamente elaborado, con contínuos cambios de ritmo, en los que los pasajes instrumentales fluyen artísticamente para regalarnos paisajes sonoros de indiscutible belleza y no menos calidad.
Jeremy y Progressor abandonan las líneas espaciales de su anterior producción, The Pearl of Great Price, para evolucionar y arriesgarse en terrenos intrincados llenos de ambientes psicodélicos y progresivos que abren una nueva puerta al rock para la mente. Música para los sentidos, llena de pasión y optimismo, con ambientes sombríos y luminosos, en una especie de Ying y Yang musical, que enfrenta energías melódicas y dinámicas, para crear un mundo onírico y sensorial, en el que ese enfrentamiento de los opuestos tiene como finalidad la conexión musical y la coherencia argumental. No apto para aficionados ni conformistas.

Escúchalo en PROGSTREAMING