miércoles, septiembre 18, 2013

EL NUEVO PROGRESIVO DEL FUTURO. IAN GORDON: THE HORROR SHOW



IAN GORDON: THE HORROR SHOW

País: Australia
Género: rock progresivo, rock sinfónico
Fecha de publicación: 16 de septiembre de 2013

Temas:
  1. The kaleidoscope
  2. In search of winter
  3. The black church
  4. Becoming the cause
  5. The renegade
  6. Little black box
  7. The art
  8. It’s just an old house
  9. Ride
  10. Demigods
Formación:
Ian Gordon: voz, guitarras, bajo, teclados, batería
Músicos colaboradores:
Rob Heyes: guitarras y voz adicional en 1, 2 y 3
Gary Gordon: bajo en 4

Ian Gordon publica un nuevo trabajo autoproducido que es una gloria para todo aquel amante de los largos desarrollos instrumentales llenos de solos de guitarra y teclados, melotrones, buenos cambios de ritmo y complejos arreglos en estructuras diabólicas, llenas de pasajes instrumentales, ritmos bien trabajados y una ejecución pulcra y llena de sentimiento, pasión y técnica.
El multiinstrumentista australiano, afincado en Bolton, Reino Unido, rescata en esta ocasión tres largas suites, de más de veinte minutos, a las que se une su colaborador, Rob Heyes, que le ayuda con la voz y la guitarra, para regalarnos y mostrarnos tres composiciones deliciosas y de difícil ejecución que el músico desarrolla con una perfección y una profesionalidad exquisitas. Basadas en desarrollos intrincados, la música fluye de una forma maravillosa para dar forma unas de las producciones más exquisitas de los últimos tiempos. Con gran imaginación, la música se resuelve de forma fluida y llena de emoción, una emoción que emana directamente del gran sentido musical y melódico de un músico avezado en situaciones musicales enrevesadas con un resultado impresionante y conmovedor.
El resto, hasta completar más de dos horas de música, que el artista subtitula como Deep in the Real, es una colección de tremendos temas en los que ha estado trabajando durante más de diez años. Pero la sorpresa del inicio continúa con esta serie de composiciones sobresalientes, en las que no rebaja su nivel, mostrándonos un amor desmedido por el rock progresivo setentero en composiciones más concretas, con un minutaje que oscila entre los cinco y los doce minutos.
Seguimos apreciando esa complejidad en los arreglos y en lo instrumental que caracteriza a este monstruo gigantesco que es Ian Gordon, con composiciones de una calidad directa, bruñidas al límite para regalarnos una colección de puros diamantes. Composiciones que muestran una perfecta sincronía instrumental pese a lo intrincado de sus pasajes, paisajes, musicales. Una delicia de rock progresivo de corte actual, pero con un ojo muy puesto en décadas anteriores, y que nos ofrece situaciones propias de un Bowie más progresivo, pero también de unos Genesis en plenas facultades, llegando a atreverse con un pomp sinfónico propio de unos Styx o unos Saga… Así es la música de este artista, una música que no da un respiro al oyente, al que asombra en cada segundo de sus composiciones, manteniendo la atención a base de versadas situaciones musicales que integran en su totalidad un disco absolutamente imprescindible, para aquel que busca de verdad rock progresivo.
Si te parecía que ya todo estaba explorado en el rock progresivo es que no conocías a Ian Gordon. Te puedo asegurar que su música es una de las experiencias más brutales, impagables, excepcionales e inimaginables que he tenido el privilegio de vivir en las últimas décadas. Tú… ¿a qué estás esperando?