viernes, septiembre 27, 2013

NICK MASON TAMBIÉN HABLA SOBRE UNA REUNIÓN DE PINK FLOYD



El año pasado ya hubo rumores sobre la posibilidad de una reunión de los tres miembros vivos de Pink Floyd para tocar en la ceremonia de clausura de los Juegos de Londres, cosa que al final no sucedió, pero la verdad es que el grupo se ha reunido tan sólo dos veces desde 1985: una en el Live 8 de 2005, un acto benéfico, y en 2011 durante la representación del espectáculo The Wall, en mayo de 2011, de Roger Waters.
En una entrevista que recojo concedida por el batería en el New Musical Express, debatiendo sobre la ética de los servicios streaming de música, afirmó que estaba “listo para ir” si la formación clásica de Pink Floyd decidiera volver a tocar junta. Sin embargo, advirtió que era una cosa poco probable a menos que se tratara de un “equivalente moderno de un Live Aid”: “Lo haría, estoy preparado. Tengo hechas las maletas, tengo la batería y una bolsa de aseo en la puerta de mi casa lista para cuando reciba la llamada. Pero no me hago ilusiones.” Además añade que, “Roger está realmente feliz de hacer su espectáculo y no creo que David [Gilmour] quiera lidiar con todo el negocio y la enormidad de ese proyecto. Pienso que Dave disfruta trabajando solo a su manera.”
Mason también afirma en un momento determinado hablando sobre la posible reunión que ve a ésta “poco probable pero posible, siempre que fuera un acontecimiento con un buen objetivo.”
A todo esto hay que sumar que la semana pasada Roger Waters admitió que lamentaba haber tomado en su día acciones legales contra sus ex compañeros de Pink Floyd, lo cual dejaba entrever que las relaciones entre los músicos habían mejorado. También Nick deja entrever que tras una gran producción de Roger con su gira The Wall, “la posibilidad de salir a la carretera de nuevo con Pink Floyd estaría fuera de su alcance.”
En otro orden de cosas, a principios de año, Pink Floyd publicó su catálogo en Spotify, con la condición inexcusable de que sus seguidores escucharan un millón de veces el tema clásico “Wish you were here”. Como así sucedió, la música del catálogo completo del grupo se publicó, cosa que con anterioridad había resultado muy difícil, por no decir imposible (tan sólo hay que recordar la larga batalla con la compañía EMI que impedía escuchar gratis los temas de Pink Floyd en iTunes): “No se pueden retrasar los relojes. Queremos que la gente escuche nuestros álbumes, pero al final tenemos que aceptar que la escucha en tiempo real (streaming) es, probablemente, el camino que hay que seguir. Es el futuro.”