lunes, septiembre 09, 2013

PORTNOY EN UN CALLEJÓN SIN SALIDA CON DREAM THEATER



Mike Portnoy, como últimamente he ido publicando, lamenta profundamente no poder hablar abiertamente de su antigua banda Dream Theater debido a la respuesta emocional que se genera. Cree que lo había superado con la banda que él mismo había fundado y de la que se marchó de forma inesperada en 2010.
Pero la verdad es que conserva buenos recuerdos del tiempo que pasó con el grupo y está agradecido por la tolerancia que mostraron con su trastorno obsesivo-compulsivo. Según cuenta el batería en la revista Modern Drummer, “con Dream Theater pasé mucho tiempo porque mi desorden obsesivo me permitía asumir funciones adicionales. Por suerte, los chicos siempre confiaron en mí. Mi trastorno puede ser un perjuicio sin embargo. Se que a veces vuelvo loca a mi esposa, y estoy seguro que volví loco a los chicos de Dream Theater muchas veces también. Pero convivían con él. Cuando conocía John Petrucci y John Myung, cuando teníamos 18 años, creo que pronto se dieron cuenta de esa parte de mi personalidad y se sentían cómodos con esa dinámica. Petrucci y yo nos mantuvimos equilibrados durante los años. Nunca mostró preocupación por los pequeños detalles y esas cosas de la organización, así como yo nunca me preocupé por los aspectos comerciales o financieros en los que él era muy bueno.”
Portnoy siente que una de las principales razones por las que decidió dejar la banda fue que “yo cambié. Digo esto de manera diplomática, pero cuando escuché el nuevo material simplemente pensé que no era de mi agrado. Es muy bueno, pero no podía relacionarme con ello nunca más. La gente cambia, bien como oyente o como artista.”
Sin embargo, la separación y las disputas públicas llevaron al batería a medir sus palabras: “Me siento mal cuando no puedo hablar abiertamente de Dream Theater sin ser despedazado. Ojala pudiera hacerlo sin que haya una reacción, pero es una realidad que tengo que aceptar. Me siento como en un callejón sin salida.”