miércoles, septiembre 25, 2013

EL NUEVO PROGRESIVO DEL FUTURO. JONO: REQUIEM



JONO: REQUIEM

País: Suecia
Género: rock progresivo, pomp AOR
Fecha de publicación: 16 de mayo de 2013

Temas:
  1. I was the one
  2. Judgement day
  3. Letting go
  4. Nothing
  5. Symphony
  6. Best thing
  7. Requiem
  8. Dead or alive
  9. Love again
Formación:
Johan Norrby: voz, teclados
Stefan Helleblad: guitarra
Nicka Helleberg: batería
John Carlgren: teclados
Janne Henriksson: bajo

Un poco de historia para comenzar: Jono nació como un proyecto en solitario de Johan Norrby (de ahí el nombre JoNo), llegando a publicar un álbum en 2006, pero el cantante y teclista decidió configurar un grupo de entidad con los músicos que le ayudaron en ese primer intento. El resultado es esta maravillosa píldora plateada que es Requiem.
Todos los miembros de Jono son músicos experimentados. Stefan Helleblad es el guitarrista de Within Temptation, Nicka, tocó la batería en el álbum The Unforgiving de los holandeses. Además, el resto está involucrado en distintos grupos y trabajos relacionados con la música: grabación, producción...
El grupo, que proviene de la isla de Gotland, en Suecia, nos presenta un trabajo exquisito en cuanto a confección y ejecución en el que hay cabida para distintos adornos musicales que definen la marca de su grupo: rock progresivo, jazz, AOR, hard rock... Son múltiples las influencias que podemos apreciar en cada segundo de su escucha lo que no indica en ningún momento que estemos ante una copia sino ante una inspiración a la que luego hay que darle forma. Todo ello ante una perspectiva que aúna esfuerzos progresivos y melódicos para dar forma a una de las producciones más elegantes y sinceras de este año 2013.
Con una música sólida y un tratamiento vocal excelente, con grandísimas inflexiones tonales, nos deleitamos con un disco lleno de emoción y sentimiento, pero con una fuerza expositiva contundente y realmente profesional. El sonido, cálido en todo momento, está determinado por las líneas vocales y del piano que marca en todo momento su líder, para conceder intervenciones de carácter épico al resto de instrumentistas, con guitarras aceradas y lánguidas, que alargan las notas hasta el infinito, y con un sección rítmica que se acopla a la perfección a las intenciones musicales de Norrby.
En esta dinámica melódica y progresiva asistimos, atónitos, a un tratamiento teatral, casi lírico, que engrandece la ya de por sí monumental música de Jano, un grupo que trabaja de manera colosal cada uno de los temas que nos regala en este disco. Y no desdeña ningún elemento para ejecutar una música que se dirige directamente al corazón. Ahí están los enormes desarrollos de temas que se muestran consolidados y llenos de una belleza formal, con arrebatadores arreglos, que inciden de forma perfecta en un producto de, repito, enorme calidad. Una calidad no sólo demostrada por los músicos, sino por la imaginación y el innegable trabajo cuidadoso de los detalles de una música triunfante, enorme y exultantemente optimista.
Es de agradecer el tratamiento clásico, en el sentido estricto de la palabra, que el grupo sabe recrear en los temas, así como ese aliento íntimo y jubiloso de la música que en todo momento se ejecuta. Visiones del pasado glorioso y épico desde una visión actual para recrear un sonido que se transforma en coetáneo. Asistimos a un musical progresivo que no pretende convertirse en ópera rock, sino en un cúmulo de sensaciones que estremezcan al oyente por su fuerza, su tratamiento melódico, porqué no, sensual y sensitivo, y por la convicción de quien sabe lo que hace.
Esta música te puede recordar a los Styx de Dennis DeYoung más en forma, pero también a Valentine, o a Kansas o Queen. El descaro con el que afrontan los temas los engrandece. Estamos ante un rock fresco, optimista, nada idealizado, sino directo, natural e inmediato. Jono son una gota en el proceloso océano de nuevas corrientes progresivas de dudoso desenlace. Déjate arrastrar, nunca van a decepcionarte. Seguro.

Escúchalo en PROGSTREAMING