jueves, septiembre 26, 2013

EL NUEVO PROGRESIVO DEL FUTURO. RICK MILLER: IMMORTAL REMAINS



RICK MILLER: IMMORTAL REMAINS

País: Canadá
Género: rock progresivo
Fecha de publicación: 28 de marzo de 2013

Temas:
  1. Rats in my Darkness
  2. Ode to an angel
  3. Like a drug
  4. The hands of time
  5. The oasis
  6. Sanctity
  7. Providence
  8. My atom heart
Formación:
Rick Miller: voz, teclados, guitarras
Músicos colaboradores:
Kane Miller: guitarra acústica y violín
Sarah Young: flauta
Mateusz Swoboda: violoncello
Barry Haggarty: guitarra Stratocaster
Ruth Archer: narración en 2 y 6

Último trabajo de Rick Miller, un multiinstrumentista y cantante canadiense que mantiene una prolífica trayectoria discográfica con álbumes llenos de melancolía y ambientes progresivos muy particulares, basados en largas desarrollos sónicos en el que hay cabida a un amplio espectro de un rock hecho con calidad y con gran sentimiento. Un rock progresivo y sinfónico aderezado con delicados detalles que recrean unos temas llenos de belleza y oscuridad melancólica.
Lánguidas guitarras eléctricas sobrevuelan en un ambiente fluido generado por colchones de teclados, revelando una poesía musical de increíble hermosura y refinamiento. En esta ocasión, Rick se ha decantado por el aspecto más floydiano del sonido para recrear ambientes sublimes, rozando la perfección, en los que hay cabida para elementos folclóricos y rockeros en una especie de comunión perfecta, que da como resultado un atractivo disco lleno de calidad y sentimiento.
La calidez de la música cautiva al oyente con una agradable y sentida calma, casi espiritual, expresada por una música de grandeza inconmensurable, sumergida en un apacible encadenamiento de experiencias sensoriales que Miller sabe describir a la perfección. Estamos ante uno de los artistas de mayor condición que tienen que encontrar su sitio en este mundo de música progresiva para consagrarse como uno de los puntales del género.
Música seductora, hecha con el corazón, en la que el artista pinta un lienzo generoso de evocaciones con una ejecución pulcra y una calidad esmerada, que hace que estemos ante uno de los discos más hermosos de todos los tiempos. No sólo por su belleza formal en la ejecución, sino por una inteligente disposición de los arreglos, una más que profesional producción y una delicadeza interior que brota desbocada en cada segundo de esta nueva grabación. Toda una experiencia que hay que vivir. Escúchalo en una tarde lluviosa y déjate fascinar. Rick Miller, el ánima de la música progresiva, será tu guía por su mundo inmortal.