martes, octubre 01, 2013

EL NUEVO PROGRESIVO DEL FUTURO. TRAUMHAUS: DAS GEHEIMNIS



TRAUMHAUS: DAS GEHEIMNIS

País: Alemania
Género: rock sinfónico
Sello: Progressive Promotion Records
Fecha de publicación: 22 de septiembre de 2013

Temas:
  1. Intro: Das geheimnis I
  2. Das vermächtnis
  3. Wohin der wind dich trägt
  4. Frei
  5. Das geheimnis II
Formación:
Alexander Weyland: teclados, voz
Tobias Hampl: guitarras
Sebastian Klein: bajo
Stefan Hopf: secuencias rítmicas adicionales
Músicos colaboradores
Jimmy Keegan (Spock’s Beard): batería

Con el declive del rock sinfónico en Alemania durante los ochenta, pocos grupos han podido recuperar, desde entonces, el pulso creativo de las grandes bandas progresivas del país. Entre las que considero de mayor calidad, se encuentran Traumhaus, que publican éste su tercer álbum, desde aquel homónimo de 2001, aunque formados en 1994, y Die Andere Seite de 2008, y se trata de un grupo que ha sabido recoger el testigo del sonido clásico alemán desarrollado por grupos como Anyone’s Daughter, Novalis o Grobschnitt.
Y es que el rock sinfónico alemán siempre ha tenido ese sonido distintivo en el que la profusión de teclados y guitarras recrean un amplio espectro musical de singular carácter. Y Traumhaus se sitúan en el epicentro de un sinfónico de factura tradicional, al estilo de los clásicos, en el que las guitarras fluyen durante los extensos desarrollos instrumentales que impregnan una música de ensueño recreada por el paisaje sonoro dibujados por unos eficientes teclados y una sección rítmica de gran calidad, dando como resultado un sonido cálido y exquisito. Realmente cuidado hasta el extremo.
Además, el grupo juega con efectivos aderezos a su favor como puede ser esa agraciada y agradable voz, llena de matices, que recuerda poderosamente al Peter Gabriel de aquellos Genesis gloriosos de la década de los setenta. Pero también esos esquemas floydianos, Eloy en mi mente, que recrean ambientes que sustentan la melodía y la compleja instrumentación general de este grupo, que sabe expresar como nadie situaciones de absoluta delicadeza sinfónica.
Asimismo, el grupo no se muestra en ningún momento acomodaticio, puesto que es un experimentado y consumado arquitecto en el diseño de grandísimas rupturas en su edificio musical, sabiendo pasar de un ambiente a otro de manera muy natural, incluyendo sonidos continuamente distintos, que enriquecen los profusos pasajes instrumentales con cambios de ritmo, introduciendo elaborados solos de guitarra y espectaculares momentos a los teclados, con solos de gran factura. En verdad que son unos auténticos cautivadores creando ambientes y situaciones de altísimo nivel cualitativo.
También es de agradecer, dentro de toda esta complejidad, la intrusión de elementos propios del hard progresivo, que se intercalan con melancólicos y meditados pasajes, para dar coherencia a un resultado final de esfuerzo, inteligencia y alma. Nos encontramos ante un grupo que no se duerme en los laureles y que nos sorprende ininterrumpidamente por la gran cantidad de elementos musicales, desde la forma de sus arreglos hasta su ejecución, y con la gran materialización del ideal sinfónico: esa amalgama de elementos que se utilizan en el proceso compositivo, manifestados en formas sonoras más extensas de lo habitual para independizarse de las estructuras tradicionales de la canción popular. Todo ello gracias, generalmente y como sucede en este caso que nos ocupa, a exuberantes teclados que imitan las sonoridades orquestales clásicas, y que nada tiene que ver con esa Kosmische Musik ni ese krautrock con el que, desgraciada y habitualmente, algunos relacionan el rock progresivo alemán.
Traumhaus son los amanuenses de un rock sinfónico de élite y un bono seguro en el que hay que invertir sin preocuparse. Nunca te decepcionarán, están hechos de la materia de los sueños.

Escúchalos ahora en PROGSTREAMING