jueves, octubre 03, 2013

EL ROCK PROGRESIVO DE LA A A LA Z: I



La I es para los de Southampton IQ, como parte prominente de la segunda oleada del progresivo que se dio en llamar neoprogresivo (Marillion, Pallas, Pendragon). Y a pesar que no es una letra que cuente con menos grupos que otras letras, podemos destacar una buena representación.
Empezaremos con los españoles y nos encontramos con Ibio, denominados un día los Strawbs españoles, pero con un delicioso rock Itoiz (los mejores progresivos vascos de todos los tiempos, por lo menos en sus primeros trabajos) o Izukaitz (y su rock progresivo basado en los instrumentos con un fortísimo sabor folclórico y étnico). Y los que, bajo mi punto de vista son los mejores nacionales: Imán, Califato Independiente, con un rock sinfónico de mayúscula calidad en la que se pueden apreciar inserciones arábigo andaluzas y elementos de fusión.
progresivo con un gran trabajo en los teclados. También hay que citar a Iceberg, una de las mejores bandas de rock progresivo de alcance internacional, con una mezcla de fusión y rock sinfónico que los hace totalmente especiales. También los vascos Itziar (con su progresivo folclórico y psicodélico),
Del resto, voy a cita a unos cuantos, no muchos, porque no quiero absorber la participación de vosotros en esta entrada. Comenzamos con IZZ, los neoyorquinos con un elegante rock progresivo que puede recordar a Genesis o Gentle Giant desde un punto de vista americano, para seguir con los escandinavos Isildur’s Bane y su fusión sinfónica de corte contemporánea. Imprescindibles de esta sección son los argentinos Invisible, con ese sabor latino que impregnan los pasajes psicodélicos y protoprogresivos de sus tres trabajos.
Quiero terminar no sin citar la escisión de New Trolls, Ibis, en la más pura tradición progresiva del país de la bota. O Iconoclasta, los mejicanos, una
soberbia banda de rock sinfónico instrumental, llena de sabor.
Iluvatar, In Spe, Indexi, Infinity, Iona, Isotope o It Bites son buenas referencias, todas distintas de emoción, pero esa historia os la dejo a vosotros.