martes, octubre 22, 2013

EMERSON, LAKE & PALMER PUBLICAN UNA SERIE LIMITADA DE LITOGRAFÍAS AUTOGRAFIADAS DE SU PRIMER TRABAJO



La imagen icónica de la paloma que aparecía en el álbum debut del supergrupo inglés, se puede ahora adquirir para enmarcar, como una litografía exclusiva, en edición limitada, firmada por el trío. Son tan sólo seiscientas copias que se pueden adquirir en la página oficial del grupo y se recrea la portada del primer álbum a todo color.
Keith Emerson ha comentado sobre la litografía: “Estoy muy orgulloso de que la portada del primer álbum de ELP se haya convertido en una lámina de alta calidad.”
La imagen del álbum es particularmente icónica por su profundo significado, tal y como describe el propio Greg Lake: “Le tengo un especial cariño a esta pintura que, para mí, representa la paloma de la paz que emerge de los pensamientos de un hombre.”
Publicado en 1970, el álbum debut de Emerson, Lake & Palmer, se ha convertido con el tiempo en un elemento básico de las emisoras de radio especializadas a nivel mundial, con temas de éxito como “Lucky man”, “Knife Edge”, “The Barbarian” o “Take a pebble”. La portada fue creada por el aclamado artista británico, Nic Dartnell, que trabajó también con Genesis, Peter Gabriel y Spirit. El joven estudiante de arte de 18 años de edad, trabajaba en una tienda de discos de Edimburgo y su propietario, Bruce Findlay, recomendó varios de sus empleados a directivos que conocía de Island Records. La compañía, que acababa de contratar a ELP, eligió esta pintura como la portada para su debut, que, con el tiempo, consiguió el multiplatino por sus ventas. Según el propio Dartnell: “Estaba muy influenciado por la psicodelia reinante del momento y las portadas de los discos de Quicksilver Messenger Service y Cream me influyeron de modo decisivo en mi estilo y en mi opinión de que los cuadros encajaban perfectamente en las portadas de los discos.”
La imagen visible del cuadro mide, aproximadamente, 51’48 centímetros de ancho por 26’60 centímetros de alto, en una litografía firmada de 57 centímetros de ancho por 67 de alto.
El batería, Carl Palmer, dice que: “Estoy muy feliz y emocionado por el hecho de que esta icónica portada del álbum esté finalmente disponible como una obra de arte para posesión y disfrute de nuestros seguidores. Cuando vio la luz por primera vez, era el amanecer de una era en la que las portadas se podían apreciar como obras de arte. Tuvimos la suerte de formar parte de todo aquello.”